¿Sabes qué son los quistes en los ovarios?

Desde la primera menstruación se forman quistes en los ovarios, son funcionales y se llaman folículos de ovulación; el 0.3% de lo casos son malignos.

11/10/2011 8:35
AA

Cuando el ginecólogo nos diagnostica la presencia de quistes en los ovarios, generalmente nos alarmamos; sin embargo no hay motivo para anticipar un posible riesgo de cáncer pues lo cierto es que la presencia de estos bultos son comunes en todas las mujeres a partir del primer día de su menstruación, esto porque sirven precisamente en el proceso de ovulación y posible fecundación.

Así lo explicó a SUMEDICO el doctor Gerardo Tinoco Jaramillo (*), socio titular del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

“Dentro de las enfermedades de ginecología el tener quistes en los ovarios ocupa la quinta causa de consulta. El ovario durante toda la etapa reproductiva, es decir desde la menarca que es la primera menstruación hasta la menopausia, se caracteriza por tener quistes funcionales que se denominan folículos de ovulación, los cuales representan el funcionamiento normal” para preparar al organismo para la posible procreación o embarazo.

“En un ultrasonido se observa cómo cada folículo llega a estar acompañado de 15 a 20 quistes; su origen es tumoral, por lo que pueden ser benignos o malignos porque el ovario es asiento de tres tipos de célula, sin embargo, sólo el 0.3 por ciento de los casos llegan a ser cancerosos”, puntualizó el especialista.

Esto es lo primero que debe aprender una mujer, enfatizó, que la mayoría de los quistes son funcionales y se caracterizan porque son más pequeños de los seis centímetros y generalmente desaparecen por sí mismos a los dos o tres meses, o bien existen casos donde los especialistas proporcionan a la paciente anticonceptivos anovulatorios para deshacerlos.

Ovarios poliquísticos

El doctor Tinoco Jaramillo, quien es también jefe de ginecología del Hospital General de Zona 2-A del IMSS, refirió que una preocupación más de las mujeres son los ovarios poliquísticos, es decir cuando existen muchos más folículos de los normales.

Esta afección, enfatizó, tiene complicaciones como la ausencia de la regla hasta por más de tres meses, conocida como amenorrea; hirsutismo –caracterizado por una gran abundancia de vello en la cara y el cuerpo, similar al del varón-; y la dificultad de embarazo. Empero, acotó, no representa riesgo de cáncer

Es el médico quien indicará el tratamiento adecuado para este tipo de problemática, que se supera fácilmente si se siguen al pie de la letra las indicaciones.

Quistes tumorales

Los casos de quistes que representen un cáncer de ovario son muy pocos, insistió el doctor Tinoco Jaramillo, de apenas 0.3 por ciento; sin embargo es necesario estar pendientes de cualquier riesgo pues este tipo de tumoraciones resultan altamente mortales porque no presentan síntomas, por ende, las pacientes acuden a atención de manera tardía.

Un quiste que puede resultar maligno se caracteriza porque permanece más de cuatro meses; su tamaño es superior a los 6 centímetros; y crea cierta torsión en el ovario que deriva en dolor.

La forma de tratarlo es por cirugía abierta o tratamiento laparoscópico, depende del tamaño del quiste, para eliminar el riesgo del cáncer de ovario. Los signos de alerta son:

  • Dolor abdominal bajo
  • Distensión o inflamación abdominal
  • Trastornos menstruales, es decir se pasa de una regla normal a la ausencia de la misma, lo cual se conoce como amenorrea
  • Pérdida de peso

(*) Doctor Gerardo Tinoco Jaramillo jefe de ginecología del Hospital General de Zona 2-A del IMSS, socio titular del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia. Tel. 52-64-48-09. E-mail. gtinocoj@prodigy.net.mx 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: