Salones y maestros pueden afectar a niños

Un ambiente inadecuado y un maestro poco motivado afectan el desarrollo intelectual y académico de los alumnos.

09/03/2011 8:08
AA

Si un niño parece no estar a gusto en su escuela, no aprende o simplemente está molesto, puede deberse a un factor especial.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Maryland en Estados Unidos, que fue publicado en la revista Journal of Health and Social Behaviour, los recursos didácticos que hay en el salón, así como la mala motivación del profesor, pueden afectar la salud mental de los estudiantes.

Para la directora del estudio, Melissa A. Milkie, “los sociólogos y otros investigadores pasan mucho tiempo examinando los ambientes laborales y cómo están vinculados con la salud mental en los adultos pero no prestan atención a la relación entre el bienestar de los niños y sus ambientes laborales, como sus escuelas y en concreto las aulas. Nuestra investigación muestra que el ambiente en el aula sí que importa cuando se trata de la salud mental de los niños”.

Durante el estudio, los investigadores trabajaron entrevistando a los padres y maestros de más de 10 mil estudiantes, haciendo hincapié en la forma como la composición ambiental del aula afectaba a los niños en distintos aspectos: aprendizaje (atención), externalización de problemas (peleas), conducta interpersonal (amistades) e internalización de problemas (ansiedad y tristeza).

“Estar en un aula carente de recursos podría tener un impacto negativo para la salud mental de los niños porque éstos se frustraran o desmotivaran por su entorno. Los profesores también podrían estar más desmotivados o rudos cuando no pueden enseñar de forma adecuada por el hecho de que carecen de las herramientas básicas”, señaló Milkie.

Uno de los temas importantes de la investigación fue el relacionado con el apoyo que los maestros sienten que reciben, o no, de sus colegas, ya que si los maestros se sienten apoyados pueden crear un ambiente escolar adecuado para ayudar a que el alumno progrese.

“Si los profesores se sienten estresados porque no consiguen lo que necesitan de sus colegas, ese estrés podría recaer sobre los niños”, finalizó la investigadora. (Con información de Europa Press)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: