Salud A-Z

Aleteo nasal

Es el ensanchamiento de la abertura de las fosas nasales durante la respiración. Con frecuencia, es un signo de que se necesita mayor esfuerzo para respirar.

Consideraciones generales

El aleteo nasal se observa sobre todo en bebés y niños pequeños.

Cualquier afección que induzca al bebé a esforzarse más para respirar puede causar aleteo nasal. Aunque muchas causas del aleteo nasal no son graves, algunas pueden ser mortales.

En los bebés pequeños, el aleteo nasal puede ser un signo muy importante de dificultad respiratoria.

Causas comunes

Cuidados en el hogar

La persona debe buscar ayuda de emergencia inmediatamente si ella o su hijo tiene signos de una dificultad respiratoria.

Se debe llamar al médico si

La persona debe consultar con el médico si:

  • Se presenta cualquier aleteo nasal persistente e inexplicable, en especial en un niño pequeño.
  • Se presenta un color azulado en los labios, los lechos ungueales o la piel. Esto es un signo de que la dificultad respiratoria es grave y puede significar que se está presentando una afección que requiere atención de emergencia.
  • Piensa que su hijo está teniendo problemas para respirar.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico para determinar si el aleteo se debe a problemas respiratorios en las vías respiratorias altas o bajas. El examen incluirá la auscultación cuidadosa para ver si se escuchan ruidos respiratorios.

Las preguntas de la historia clínica pueden ser:

  • ¿Cuándo comenzó este problema?
  • ¿Está empeorando o mejorando?
  • ¿Tiene una apariencia azulada?
  • ¿La respiración es ruidosa o hay sonidos sibilantes?
  • ¿Se presentan ronquidos con la respiración?
  • ¿Parece estar realizando un gran esfuerzo para respirar?
  • ¿Está empezando a verse cansado o sudoroso?
  • ¿Requiere la utilización de los músculos abdominales, los hombros o la caja torácica para respirar (ver: tiraje intercostal)?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

  • Gasometría arterial
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • ECG
  • Oximetría de pulso para medir el nivel de oxígeno en la sangre
  • Radiografía de tórax

Al paciente se le puede administrar oxígeno.

 

Dilatación de las fosas nasales

 

Actualizado el 31 de mayo de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: