Salud A-Z

Ansiedad generalizada

Cuando una persona sufre de un trastorno de ansiedad generalizada tiene frecuentes, o hasta constantes, sentimientos de preocupación o ansiedad. Estos sentimientos pueden ser intensos o fuera de proporción en relación con los problemas o peligros reales de la vida diaria de la persona.

Este trastorno se define como una preocupación persistente que se presenta diariamente o casi todos los días durante seis meses o más. En algunos casos, una persona con trastorno de ansiedad generalizada siente que ha tenido este sentimiento de preocupación desde siempre, incluso desde su adolescencia o niñez. En otros casos, la ansiedad puede ser provocada por una crisis o un periodo de estrés, tal como pérdida de trabajo, enfermedad familiar o la muerte de un familiar. A pesar de que la crisis finalmente termina y el estrés desaparece, permanece un sentimiento de ansiedad que puede durar meses o años.

Síntomas

 

 

En el trastorno de ansiedad generalizada, la persona tiene una ansiedad o preocupación persistente que dura al menos seis meses. Esta preocupación o ansiedad es excesiva, preocupante y difícil de controlar y, generalmente, interfiere con la capacidad de la persona de funcionar en el hogar, en el trabajo o en situaciones sociales.

Para que una persona sea diagnosticada con trastorno de ansiedad generalizada, tiene que tener al menos tres de los siguientes síntomas:

  • Sensación de descontento o de encierro
  • Cansancio sin motivo aparente
  • Dificultades para concentrarse o recordar
  • Sentimiento de irritación, enojo o malestar
  • Músculos tensos
  • Problemas para conciliar el sueño o para quedarse dormido, o sensación de no haber descansado después de dormir

Las personas con trastorno ansiedad generalizada pueden tener una amplia gama de síntomas físicos relacionados con la ansiedad que pueden ser similares a los de las enfermedades del corazón, enfermedades respiratorias, enfermedades digestivas y otro tipo de enfermedades

Psicólogo

Psiquiatra

 

Trastorno de ansiedad generalizada

 

Debido a que el estrés es una parte normal de la vida, no existe, por lo general, modo alguno de prevenir el trastorno de ansiedad generalizada en alguien que es vulnerable a la enfermedad. Sin embargo, una vez que se realiza el diagnóstico, existen varios tratamientos que pueden, efectivamente, reducir los síntomas.

 

 

Actualizado el 1ª de junio de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: