Salud A-Z

Artritis gotosa de tipo agudo

Definición

La gota es un tipo de artritis que ocurre cuando el ácido úrico se acumula en las articulaciones.

  • La gota aguda es una afección dolorosa que normalmente afecta a una articulación.
  • La gota crónica corresponde a episodios repetitivos de dolor e inflamación que pueden comprometer más de una articulación.

Causas

La gota es causada por tener niveles de ácido úrico superiores a lo normal en el cuerpo. El cuerpo puede producir demasiado ácido úrico o tener dificultad para deshacerse de éste. Si se acumula demasiado ácido úrico en el líquido alrededor de las articulaciones (líquido sinovial), se forman cristales de ácido úrico, los cuales hacen que la articulación se hinche y resulte inflamada.

No toda persona con niveles altos de ácido úrico en la sangre tiene gota.

La causa exacta se desconoce. La gota puede ser hereditaria. Es más común en los varones, las mujeres posmenopáusicas y las personas que beben alcohol. Las personas que toman ciertos medicamentos, como hidroclorotiazida y otros diuréticos, pueden tener niveles más altos de ácido úrico en la sangre.

La enfermedad también se puede desarrollar en personas con:

La enfermedad puede ocurrir después de tomar medicamentos que interfieran con la eliminación del ácido úrico del cuerpo.

Síntomas

Síntomas de ataques de gota aguda:

  • Los síntomas se desarrollan repentinamente y por lo regular comprometen sólo una o unas pocas articulaciones. Las articulaciones del dedo gordo del pie, la rodilla o el tobillo resultan afectadas con mayor frecuencia.
  • El dolor frecuentemente empieza durante la noche y a menudo se describe como pulsátil, opresivo o insoportable.
  • La articulación aparece caliente y roja. Por lo regular está muy sensible (duele al ponerle una sábana o cobija encima).
  • Puede haber fiebre.
  • El ataque puede desaparecer en varios días, pero puede retornar de vez en cuando. Los ataques adicionales por lo regular duran más tiempo.

Después de un primer ataque de gota, las personas no tendrán ningún síntoma. Algunas personas pasarán meses o incluso años entre los ataques de gota.

Algunas personas pueden desarrollar artritis gotosa crónica, pero otras pueden no tener ningún ataque posterior. Aquéllas con artritis crónica desarrollan deformidades articulares y pérdida de movimiento en las articulaciones e igualmente tendrán dolor articular y otros síntomas la mayor parte del tiempo.

Los tofos son protuberancias debajo de la piel alrededor de las articulaciones o en otros lugares que pueden drenar un material blanquecino. Los tofos por lo regular se desarrollan sólo después de que un paciente haya tenido la enfermedad durante muchos años.

Después de un ataque de gota, más de la mitad de las personas tendrá otro ataque.

 

Pruebas y exámenes

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Análisis del líquido sinovial (muestra cristales de ácido úrico)
  • ácido úrico en la sangre
  • Radiografía de la articulación (puede ser normal)
  • Biopsia sinovial
  • ácido úrico en la orina

 
 
 
 
Tratamiento

Tratamientos para un ataque súbito o reagudización de la gota:

  • El médico le recomendará que tome antinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno, naproxeno o indometacina tan pronto como los síntomas empiecen. Usted necesitará tomar medicamentos con una concentración de venta bajo receta médica durante 4 a 10 días.
  • El médico puede prescribir analgésicos fuertes de vez en cuando como codeína, hidrocodona y oxicodona.
  • Un medicamento de venta con receta llamado colchicina ayuda a reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación.
  • Los corticoesteroides también pueden ser muy eficaces. El médico puede infiltrar la articulación inflamada con esteroides para aliviar el dolor.
  • El dolor con frecuencia desaparece al cabo de 12 horas de empezar el tratamiento y se alivia completamente en 48 horas.

El uso diario de alopurinol o probenecida disminuye los niveles del ácido úrico en la sangre. El médico puede recetar estos medicamentos si usted:

  • Tiene varios ataques durante el mismo año
  • Tiene signos de artritis gotosa
  • Tiene cálculos renales de ácido úrico

Algunos cambios en la dieta y en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir los ataques de gota:

  • Evite el alcohol, las anchoas, las sardinas, los aceites, el arenque, las vísceras (hígado, riñón y mollejas), legumbres (frijoles y guisantes secos), salsas, champiñones, espinaca, espárrago, coliflor, consomé y levadura de cerveza o de panadería.
  • Reduzca la cantidad de carne que usted consume en cada comida.
  • Evite alimentos grasos como aderezos, helado y alimentos fritos.
  • Coma suficientes carbohidratos.
  • Si está perdiendo peso, hágalo lentamente. La pérdida rápida de peso puede provocar la formación de cálculos renales de ácido úrico.

Pronóstico

El tratamiento adecuado de los ataques agudos permite que la gente lleve una vida normal; sin embargo, la forma aguda de la enfermedad puede progresar a gota crónica.

Posibles complicaciones
  • Artritis gotosa crónica
  • Cálculos renales
  • Depósitos en los riñones, que llevan a insuficiencia renal crónica

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita médica si presenta síntomas de artritis gotosa aguda.

 

La enfermedad en sí no se puede prevenir, pero usted puede evitar cosas que desencadenen los síntomas. Limite el consumo de alcohol y siga una dieta baja en purinas.
 
 
 
Actualizado el 24 de agosto de 2010
 
Fuente:http://www.nlm.nih.gov/

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: