Salud A-Z

Ateroesclerosis

 

Es una afección en la cual se deposita material graso a lo largo de las paredes de las arterias. Este material se vuelve más grueso, se endurece (forma depósitos de calcio) y puede finalmente bloquear las arterias.

La ateroesclerosis es un tipo de arterioesclerosis, aunque los dos términos a menudo se utilizan para referirse a la misma cosa.

Causas

La ateroesclerosis es un trastorno común de las arterias que ocurre cuando la grasa, el colesterol y otras sustancias se acumulan en las paredes de estos vasos y forman sustancias duras llamadas placas.

Finalmente, las placas pueden hacer que la arteria se estreche y sea menos flexible, dificultando más el flujo de sangre. Si las arterias coronarias se estrechan, el flujo de sangre al corazón puede disminuir o detenerse, lo cual puede causar dolor torácico (angina estable), dificultad para respirar, ataque cardíacoy otros síntomas.

Los pedazos de placa se pueden desprender y viajar a través del torrente sanguíneo (embolización), lo cual es una causa común de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Los coágulos de sangre también se pueden formar alrededor de una ruptura (fisura) en la placa, obstruyendo el flujo de sangre. Si estos coágulos viajan hasta una arteria en el corazón, los pulmones o el cerebro, pueden causar un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco o una embolia pulmonar.

Los factores de riesgo para la ateroesclerosis son, entre otros:

La ateroesclerosis puede afectar muchos sistemas de órganos diferentes, incluyendo el corazón, los pulmones, el cerebro, los intestinos, los riñones y las extremidades.

Síntomas

Los síntomas generalmente no se presentan hasta que el flujo de sangre resulta restringido u obstruido.

Ver la afección específica para obtener más detalles sobre los síntomas:

Vista agrandada de la aterosclerosis

Pruebas y exámenes

Un médico llevará a cabo un examen físico y auscultará el corazón y los pulmones con un estetoscopio. La ateroesclerosis puede producir un sonido de susurro o de soplo sobre una arteria ("soplo").

Los exámenes que se pueden utilizar para diagnosticar la ateroesclerosis o sus complicaciones son, entre otros:

  • índice tobillo-brazo (ABI, por sus siglas en inglés)
  • Arteriografía aórtica
  • Arteriografía
  • Prueba de esfuerzo cardíaco
  • Dúplex carotídeo
  • Tomografía computarizada
  • Estudio Doppler
  • Arteriografía de las extremidades
  • Ecografía intravascular (IVUS, por sus siglas en inglés)
  • Arteriografía por resonancia magnética (ARM)
  • Arteriografía mesentérica
  • Angiografía pulmonar
  • Arteriografía renal

Tratamiento

Para ayudar a prevenir la ateroesclerosis o sus complicaciones (tales como la cardiopatía y accidente cerebrovascular), haga los siguientes cambios en el estilo de vida:

  • Evite los alimentos grasos. Consuma comidas bien balanceadas que sean bajas en grasa y colesterol. Incluya varias porciones diaria de frutas y verduras. Añadir pescado a la dieta al menos dos veces por semana puede ser útil; sin embargo, no coma pescado frito.
  • No beba más de uno o dos tragos de alcohol al día.
  • Haga ejercicio regularmente durante 30 minutos por día si no tiene sobrepeso, y de 60 – 90 minutos por día si tiene sobrepeso.

Hágase revisar la presión arterial cada 1 a 2 años, sobre todo si la hipertensión arterial se da con frecuencia en la familia. Hágase tomar la presión arterial con más frecuencia si sufre de hipertensión arterial, cardiopatía o si ha tenido un accidente cerebrovascular. Hable con el médico.

  • Toda persona debe mantener su presión arterial por debajo de 140/90 mmHg
  • Si tiene diabetes o ha tenido un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, su presión arterial probablemente debe estar en menos de 130/80 mm/Hg. Pregúntele al médico cuál debe ser su presión arterial.

Hágase revisar y tratar el colesterol si está alto.

 

  • Los adultos deben hacerse revisar el colesterol cada 5 años. Si le están tratando el colesterol alto, usted necesitará hacérselo revisar con mayor frecuencia.
  • Todos los adultos deben mantener sus niveles de colesterol LDL ("malo") por debajo de 130-160 mg/dL.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía o arterioesclerosis en alguna otra parte en su cuerpo, su colesterol LDL debe ser inferior a 100 mg/dL.
  • Se han encontrado pocos medicamentos para eliminar la placa. Las estatinas y otros hipocolesterolemiantes pueden ayudar a impedir que se forme más placa.

El médico le puede sugerir que tome ácido acetilsalicílico (aspirin ) u otro fármaco llamado clopidogrel (Plavix) para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre en las arterias. Estos medicamentos se denominan fármacos antiplaquetarios. No tome ácido acetilsalicílico sin hablar primero con el médico.

Hable con el médico acerca de la seguridad de la hormonoterapia para la menopausia.

Las pautas ya no recomiendan las vitaminas E o C, los antioxidantes ni el ácido fólico para prevenir la cardiopatía.

Se llevan a cabo muchas cirugías para ayudar a prevenir las complicaciones de la ateroesclerosis. Algunas de éstas son:

  • Alta tras angioplastia y colocación de stent en el corazón
  • Angioplastia y colocación stent en arterias periféricas
  • Reparación abierta de aneurisma de la aorta abdominal
  • Cirugía de revascularización coronaria
  • Cirugía de la arteria carótida
  • Cirugía del corazón mínimamente invasiva

Pronóstico

Todas las personas comienzan a desarrollar alguna cantidad de ateroesclerosis a medida que envejecen y, en algunas personas, esta afección puede causar complicaciones, como ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Posibles complicaciones

  • Arteriopatía coronaria
  • Daño a órganos (como los riñones, el cerebro, el hígado y los intestinos)
  • Ataque cardíaco
  • Accidente cerebrovascular
  • Muy poca sangre a las piernas y los pies
  • Accidente isquémico transitorio (AIT)

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si está en riesgo de sufrir ateroesclerosis, particularmente si tiene síntomas.

Consulte con el médico antes de iniciar un nuevo plan de ejercicios, en especial si le han diagnosticado una arteriopatía coronaria o si alguna vez ha tenido un ataque cardíaco.

Evite:

  • Fumar
  • Dieta rica en azúcares y grasas
  • Excederse en el trabajo
  • Tomar bebidas alcoholicas

 

Actualizado el 2 de julio de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: