Salud A-Z

Estreñimiento

Definición

El estreñimiento hace referencia a las heces poco frecuentes o duras o la dificultad para expulsarlas. Puede implicar dolor durante el paso de una deposición, incapacidad para evacuarla después de hacer fuerza o pujar durante más de 10 minutos o la ausencia de deposiciones después de más de 3 días. Los bebés que aún se alimentan exclusivamente de la leche materna pueden pasar 7 días sin tener una deposición.

Consideraciones generales

Los patrones normales de las deposiciones varían ampliamente de una persona a otra y es probable que uno no tenga una deposición todos los días. Mientras algunas personas saludables presentan heces constantemente blandas o casi líquidas, otras tienen heces invariablemente firmes, pero sin dificultad para evacuarlas.

Cuando las heces son duras, poco frecuentes y se requiere de un gran esfuerzo para su evacuación, uno tiene estreñimiento. El paso de las heces de gran tamaño puede romper la membrana mucosa del ano, especialmente en los niños, lo cual puede causar sangrado y la posibilidad de una fisura anal.

Causas

El estreñimiento es causado con mayor frecuencia por una dieta baja en fibra, falta de ejercicio físico, ingesta inadecuada de líquidos al día o demora para ir al baño cuando se presenta urgencia de defecar. El estrés y los viajes también pueden contribuir al estreñimiento u otros cambios en las deposiciones.

Otras veces, la razón del estreñimiento puede ser la presencia de enfermedades intestinales (como el síndrome del intestino irritable), el embarazo, ciertas afecciones médicas (como la deficiencia de actividad de la tiroides o la fibrosis quística, problemas de salud mental, trastornos neurológicos o medicamentos. Otras causas más serias, como el cáncer de colon, son mucho menos comunes.

El estreñimiento en los niños con frecuencia se presenta si ellos retienen las deposiciones cuando no están listos para el entrenamiento en el uso del inodoro o le temen a esto.

 

 

Cuidados en el hogar

Los niños y los adultos deben consumir suficiente fibra en la dieta. Las verduras, las frutas frescas, las frutas secas, al igual que el trigo integral, el salvado o la harina de avena son excelentes fuentes de fibra. Para recoger los beneficios de la fibra, es muy importante incrementar el consumo de líquidos para ayudar a evacuar las heces.

Para los bebés con estreñimiento:

  • De más de 2 meses: ensayar con 60 a 100 g (2 a 4 onzas) de jugo de fruta (uva, pera, manzana, cereza o ciruela) dos veces al día.
  • De más de 4 meses: si el bebé ha comenzado a consumir alimentos sólidos, se les puede dar alimentos de bebé con alto contenido en fibra (arvejas, legumbres, albaricoques, ciruelas, duraznos, peras, brevas, espinacas) dos veces al día.

El ejercicio regular es también un factor muy importante para establecer deposiciones regulares. Si usted está confinado a una silla de ruedas o postrado en cama, cambie de posición con frecuencia y realice ejercicios de contracción abdominal y de elevación de piernas. Un fisioterapeuta puede recomendarle un programa de ejercicios apropiado para sus capacidades físicas.

El uso de ablandadores de heces, como los que contienen docusato sódico, puede servir. Además, se pueden usar laxantes como el Psyllium para ayudar a agregarle líquido y volumen a las heces. Asimismo, se pueden utilizar supositorios o laxantes suaves, como la leche de magnesia líquida, para establecer un patrón de deposiciones regulares. Los enemas o laxantes se deben reservar sólo para casos graves. Estos métodos deben utilizarse únicamente si la fibra, los líquidos o los reblandecedores fecales no suministran suficiente alivio.

NO suministre laxantes ni enemas a los niños sin preguntarle primero al médico.

Se debe llamar al médico si

Consulte con el médico si:

  • Presenta estreñimiento súbito con cólicos abdominales e incapacidad para evacuar las heces o los gases. (No se deben tomar laxantes y se debe llamar al médico inmediatamente).
  • Presenta dolor abdominal agudo o intenso, en especial cuando está acompañado de distensión.
  • Tiene sangre en las heces.
  • Presenta estreñimiento alternando con diarrea.
  • Tiene heces delgadas con aspecto de lápiz.
  • Tiene dolor rectal.
  • Experimenta una pérdida de peso inexplicable.
  • Ha estado utilizando laxantes durante varias semanas o las medidas personales no están funcionando.

Llamar si:

  • Un bebé de menos de dos meses presenta estreñimiento.
  • Un bebé (excepto aquellos exclusivamente amamantados) no ha tenido una deposición en 3 días. Si el niño vomita o está irritable, llame al médico de inmediato.
  • Un niño está conteniendo las deposiciones con el fin de resistirse al entrenamiento para usar el baño.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede incluir un examen rectal, y hará preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuánto tiempo se ha sufrido de estreñimiento?
  • ¿Cuántos días pasan entre dos deposiciones?
  • ¿Empeora cuando se está estresado(a)?
  • ¿De qué color, forma y consistencia son las heces?
  • ¿Se presenta algún tipo de sangrado con la deposición?
  • ¿Ha experimentado algún dolor abdominal?
  • ¿Qué cirugías o lesiones ha tenido?
  • ¿Qué medicamentos se están tomando?
  • ¿Toma café o ingiere alcohol? ¿Fuma?
  • ¿Qué otros síntomas también se presentan?

Los siguientes exámenes pueden ayudar en el diagnóstico de la causa del estreñimiento:

  • Manometría anorrectal (mediciones de la presión del ano y del recto)
  • Enema opaco
  • Exámenes sanguíneos como un CSC, TP o TPT
  • Proctosigmoidoscopia (un examen de la parte inferior del intestino)
  • Estudios coprológicos
  • Tránsito esofagogastroduodenal
  • Radiografías del abdomen

 

 

Evitar el estreñimiento por completo es más fácil que tratarlo, pero implica las mismas medidas en el estilo de vida:

  • Consumir mucha fibra
  • Tomar mucho líquido cada día (al menos 8 vasos de agua por día)
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Ir al baño cuando se presente la urgencia y no esperar

 

 

 

Actualizado el 27 de julio de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: