Salud emocional, nuevo reto de las mujeres

Las mujeres tienen la responsabilidad de enseñar a las nuevas generaciones a ser felices y tomar sus propias decisiones, dijeron expertas.

04/03/2013 12:29
AA

A unos días de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, en SUMEDICO Radio se contó con la presencia de cuatro especialistas que abordaron no sólo el tema de los mitos que existen alrededor de la mujer, sino la manera cómo, desde su perspectiva y su experiencia profesional, es necesario que la mujer, desde pequeña, sea orientada para poder disfrutar todas las etapas de su vida.

Uno de los mitos que corren alrededor de las mujeres es su supuesta mejor capacidad administrativa, en relación con los hombres, sin embargo, de acuerdo con Adina Chelminsky, economista, la mujer debe ser la primera en creer en este mito porque la realidad es que “las mujeres no somos buenas con el dinero”.

Explicó que gracias al modelo impuesto, en el que la mujer debe “ser rescatada”, es más fácil que se posterguen decisiones de ahorro o inversión, “o simplemente de agarrar el tema financiero de los cuernos, porque eventualmente alguien más debe encargarse”.

En el mismo sentido de las finanzas, pero respecto a si es posible dialogar sobre dinero en pareja, la doctora Karla Rock, psicoterapeuta especialista en temas de pareja y sexualidad, explicó que alrededor del dinero se manejan diversas necesidades, tanto emocionales como de control y seguridad, sin embargo, señaló que cuando la mujer se vuelve independiente no debe estar exenta de sus necesidades relacionales.

“La mujer que piensa que puede manejarse sin los otros se topa contra pared, y cuando una mujer está consciente de que su independencia no invalida sus necesidades relacionales, se confunde menos que aquella que asume que la independencia es ya no necesitar de nadie”, señaló la doctora Rock.

En cuanto a la relación de las mujeres con el sexo, la psicoterapeuta sexual Rinna Riesenfeld, fue enfática al señalar que si bien se ha avanzado en algunos aspectos respecto a conciencia y libertad aún hay mujeres esperando que el varón sea quien provea el placer, “en lugar de ser la mujer la responsable con sus derechos y obligaciones y ver en la otra persona a un compañero sexual y no un ‘cargador’ de su sexualidad”, y explicó que, por lo general, un hombre se siente intimidado cuando está con una mujer que sí se conoce y sabe de su propia sexualidad.

Otro mito que se aborda en cuanto a la relación entre hombres y mujeres es la supuesta competencia que hay tanto entre ellas mismas como con los varones, una situación que, de acuerdo con las expertas, suele ocurrir más en el ambiente laboral.

Para Adina Chelminski, el medio en el que se desarrollan las mujeres exige cada vez mayor competitividad, tanto dentro como fuera de la casa y la pareja, no obstante indicó que lo principal es saber cómo enfrentar eso sin considerar a la pareja como un competidor más.

“Estudios dicen que las parejas con éxito financiero son las que invierten en conjunto, las mujeres tienen aptitudes y sesgos financieros diferentes a los hombres, ellas piensan a largo plazo, y eso puede reflejarse en otros campos de vida de la pareja. La competencia es buena cuando es complementaria”, indicó.

Para la doctora Karla Rock, alrededor de esto existe un problema, que es homogeneizar a las mujeres, cuando lo más importante es ver la singularidad de cada persona, y lo ejemplificó con las relaciones paternas y maternas cuando hay un bebé dentro de la familia, ya que ambos se involucran al 100% con la crianza y el cuidado del bebé, pero sus funciones son distintas: la madre fomentando la fusión con el hijo y el padre ayudando a los hijos a tomar distancia de la mamá poco a poco.

Sobre la leyenda que reza que entre mujeres existe una mayor enemistad, la terapeuta sexual Rinna Riesenfeld explicó que no es posible referirse a todas las mujeres por igual, aunque reconoció que en ocasiones existe la competencia por cuestiones de género, “y también muchas veces las mujeres somo más solidarias y nos hermanamos con otras mujeres. Hay todo tipo de escenarios, aunque esto sucede más en el ámbito laboral”.

Respecto a la competencia laboral, Adina Chelminski retomó un estudio que se publicó en el Wall Street Journal, en el que se revela que las mujeres que están subordinadas a un hombre tienen mayor posibilidad de ascender dentro de su trabajo, a diferencia de cuando la jefa inmediata es una mujer.

“A esta generación de mujeres que están en puestos de poder les cuesta más trabajo ceder la distinción femenina”, indicó.

Por su parte, la ginecóloga Edith Cervantes señaló que es difícil avanzar en la sociedad como mujer tratando de ser líder, no obstante, indicó que para evitarlo es importante “saber quién eres, qué tienes de componente de esencia e interior, cuál es tu autoestima, y eso es lo que vas a percibir de tus compañeras mujeres, porque nosotras nos apersonamos de comentarios y reacciones negativas”.

Explicó que en un mundo donde socialmente, por mucho tiempo, no se acostumbraba a que las mujeres tuvieran puestos de poder, es difícil que se entienda el concepto.

“A veces creemos que no nos dejan avanzar y la realidad es que cuando te conoces y sabes quién ere, haces una suma de esfuerzo real en tu equipo de trabajo, no tienes por qué moverte o hacer eco de aquello negativo”, dijo la especialista.

Un tema importante es la capacidad de realizar diversas tareas que se les otorga a las mujeres, y ante esto Adina Chelminski aseguró que, en efecto, las mujeres son multitareas “porque tenemos que serlo”, sin embargo, señaló que es importante que inclusive eso debe disfrutarse.

“La pregunta ya no es si puedo jugar muchos roles, sabemos que eso está dado y así va a ser, la lección que hay que aprender es cómo ser más eficientes con lo que hacemos y cómo disfrutarlo”, refirió, y puso como ejemplo un estudio social que se realizó para la medición de la felicidad entre los grupos sociales, con un seguimiento de 1970 a 2009, derivando que el único grupo que no mostró una elevación en sus niveles de felicidad fueron las mujeres de 18 a 64 años.

La especialista explicó que esto es resultado de las diferencias entre los roles de mujeres en los años setentas y la actualidad.

“Somos eficientes, sí, el chiste es cómo disfrutarlo y cómo volvernos más felices con estas opciones”, indicó.

Misma situación que se analizó con el tema del envejecimiento, ya que otro de los mitos es justamente el aparente miedo que se le tiene a envejecer y el trabajo que puede costar entenderlo para algunas mujeres, algo que la doctora Karla Rock relacionó con la capacidad de disfrutar lo que se tiene en el momento, “aunque eso no quiere decir que no se busquen ideales, pero el disfrute debe ser conectar con tus condiciones reales”.

Al respecto, Rinna Riesenfeld señaló que los medios te venden la idea de que conforme te alejas de la adolescencia te alejas del modelo de belleza, “no nos enseñan a apreciar la belleza que tenemos a todas las edades”, asentó.

Al respecto, la doctora Edith Cervantes señaló que “estamos muy hechos a prototipos, el de plenitud es relacionado con un aspecto juvenil, externo, y automáticamente, cuando comenzamos con cambios hormonales, damos por hecho que la vida ha terminado; cada vez más las mujeres retrasamos el tiempo para ser mamás, en 2009 el promedio del primer embarazo es 33 años. Hay un cambio social importante y a medida que nos volvemos profesionales postergamos la maternidad”.

Finalmente, dentro de las conclusiones, Adina Chelminski refirió que las mujeres tienen la enorme responsabilidad de enseñar a las nuevas generaciones a vivir la vida con “efectividad, congruencia y disfrute. Nuestra responsabilidad es enseñar a las hijas cómo puede alcanzarse esto de una manera feliz”, dijo.

Para la doctora Rock, un grado de importancia debe otorgarse a las relaciones humanas. “Los humanos somos vinculares y no podrá ser contada la historia sin considerar a los hombres, porque esos contextos dan cabida a diferentes emociones de hombres y mujeres, no las historias individuales”, concluyó.

Para la especialista en terapia sexual, Rinna Riesenfeld, es importante señalar que la mujer debe descubrirse a sí misma sexualmente. “Descúbrete, aprópiate, sé tu propia amante y después ya podrás compartirlo con alguien más”, señaló.

Mientras tanto, la doctora Edith Cervantes fue categórica al señalar que lo más importante es “disfrutar ser mujer a la edad que tengas”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: