Salud mental de madre, afecta conducta de hijos

Relacionan la salud emocional de las madres con que hijos no logren regular horarios de comida y sueño y presenten síntomas somáticos.

01/10/2012 5:24
AA

Niños que no han logrado regular el horario de comida o las horas de sueño, podrían estar en riesgo de presentar síntomas somáticos como dolor de cabeza,  dolor, fatiga y mareo, que no pueden ser explicados medicamente.

Se calcula que este tipo de síntomas afectan entre al 10 y 13% de los niños y adolescentes, representando entre el 2 y 4% de todas las visitas médicas con el pediatra.

De acuerdo con un estudio publicado en The Journal of Pediatrics, realizado por el Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca, puede existir una relación entre la ansiedad y la depresión materna, con el problema de los hijos para autorregular sus conductas.

La sugerencia de la experta Charlotte Ulrikka Rask, quien encabezó el estudio, es que los padres que tengan hijos con este tipo de problemas, les enseñen a regular los horarios de su estado conductual y fisiológico, para evitar que en el futro desarrollen síntomas somáticos.

El estudio fue de tipo prospectivo, es decir, que se analizó durante años la conducta de padres e hijos. La evaluación contó con la participación de 1.327 niños de entre 5 y 7 años de edad.

Las madres también fueron parte del estudio, se analizó su salud mental entre la primera y la quinta semana después del parto, también se revisó si las madres habían sido diagnosticadas con un trastorno mental durante el primer año de vida del bebé.

Para la investigación los expertos tuvieron en cuenta tres factores principales: factor regulador infantil, enfermedad psiquiátrica materna postnatal e ingresos anuales del hogar.

Se encontró que entre los 5 y 7 años de edad, el 23,2% de los niños tenían síntomas somáticos, con una mayor prevalencia en las niñas 27,6%, contra un 18,8% de niños. Los síntomas más frecuentes eran: dolor en las extremidades, de cabeza y estómago.

En total, 13 madres fueron diagnosticadas con depresión, trastorno bipolar o ansiedad durante el primer año de vida de sus hijos; y los bebés de estas madres tenían una probabilidad siete veces mayor de desarrollar síntomas somáticos funcionales entre los 5 y 7 años de edad.

Como conclusión, la especialista señala que al saber que los problemas asociados con la alimentación y el sueño durante la primera infancia pueden ser factores de riesgo para los trastornos del estado de ánimo,  la ansiedad y de los síntomas somáticos funcionales (por ejemplo, dolor abdominal recurrente) cuando sean más mayores, se considera necesario implementar estrategias para mejorar la salud mental materna y la capacidad de los padres para manejar los problemas de regulación del bebé. (Con información de abc.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: