¿Cómo se debe aplicar la insulina?

No aplicarla bien, causa un mal control de la enfermedad y complicaciones

20/10/2016 12:50
AA

Una de las enfermedades más frecuentes en el país es la diabetes, la cual ocasiona más de 70 mil muertes al año.

La diabetes es una enfermedad cardiometabólica, es decir, que provoca padecimientos cardiovasculares, siendo éstos los causantes de las muertes.

Del total de pacientes, el 50% desconoce que tiene la enfermedad y de los que sí saben, el 85% recibe tratamiento, sin embargo, sólo el 25% alcanza sus metas de control.

El Dr. Daniel Martin Conteras Morales, médico especialista en la Atención Integral del Paciente con Diabetes, explica que no alcanzar las metas de control de glucosa así como de la presión arterial, son las principales causas de complicaciones y fallecimientos por diabetes.

Indicó que desde 1988, está enfermedad es la causa número uno de ceguera, insuficiencia renal y amputaciones.

“No hemos hecho lo suficiente.  En complicaciones, gastamos más del doble que lo invertido en prevenirlas”, afirma.

Mal uso de la insulina

El especialista resaltó que una de las razones por las que no se tiene un buen control es por la mala administración de la insulina.

Informó que el pasado 1 de septiembre, la Clínica Mayo dio a conocer los resultados del estudio más grande realizado a nivel mundial a personas con diabetes.

La investigación se realizó desde febrero de 2014 hasta junio de 2015 y participaron 42 países entre los que se encuentra México.

Los resultados, que fueron discutidos en el Foro de Técnica de Inyección de Insulina y Terapia: Recomendaciones de Expertos (FITTER),  mostraron que la mala administración de la insulina conduce a un control inadecuado de la diabetes, así como graves complicaciones y costos mayores.

El Dr. Contreras detalló que en muchas ocasiones las personas con diabetes no tienen resultados favorables porque consideran que la insulina no es buena, cuando el verdadero problema es que no se la aplican cómo debe ser.

“No hay insulina buena ni mala, todas son buenas. Una mala técnica de aplicación, hace que el paciente tenga grandes fluctuaciones de la glucosa porque la insulina no se está absorbiendo bien”, dice.

Consecuencias de no aplicar bien la insulina

Cuando se padece diabetes, se presenta un aumento de glucosa y para normalizarla se requiere de insulina, pero si no aplica bien, este objetivo no se logrará.

“Es importante usar insulina, pero es más importante que se use bien”, enfatiza.

El médico señala que un medicamento bueno puede convertirse en dañino por la mala aplicación, pues como en el caso de la diabetes, se pueden presentar lipodistrofias, pequeños bultos que se encuentran en niveles epidérmicos que provocan el crecimiento y endurecimiento del tejido graso

“En el 97% de los pacientes con diabetes que utilizan insulina y presentan lipodistrofia, predomina la lipohipertrofia que es un crecimiento patológico del tejido adiposo que se acompaña de fibras y que va endureciendo la zona, enfermando al tejido subcutáneo”, explica.

Estas complicaciones surgen por inyectar la insulina siempre en el mismo lugar o no utilizar agujas nuevas.

“Las reglas de oro”

Ante esto, el especialista enfatizó la importancia de educar a médicos y pacientes sobre la correcta administración, pues además de se tendrá mejor control de la enfermedad, se tendrán menos gastos.

“La mala aplicación tiene impacto en el nivel médico, nivel paciente por su calidad y cantidad de vida, nivel institucional y familiar que son quienes aportan el dinero”, subraya.

Por ello, durante el FITTER, los especialistas desarrollaron las “reglas de oro” en las que se indica la forma correcta de inyectarse y qué medidas tomar.

¿Cómo aplicarla?

  1. La inyección se debe aplicar en el tejido subcutáneo sin alcanzar el músculo.
  2. Las mejores zonas para aplicarla son:
  • Abdomen: 1 cm por encima del pubis, 1 cm por debajo de la costilla más baja, 1 cm de distancia del ombligo y lateralmente a los flancos.
  • Brazos: En los brazos en la cara posterior, en el tercio medio.
  • Muslos: El tercio superior y lateral de ambos muslos.
  • Glúteos: La parte posterior y superior de ambos glúteos en la zona de los flancos
  1. Rotar los lugares de la inyección. Se debe dejar espacio de un dedo entre cada zona y no se debe repetir la misma por más de cuatro semanas.
  2. En caso de padecer lipodistrofia, no se debe aplicar la inyección en la zona afectada. Hay que dejarla descansar tres o seis meses.
  3. La aguja debe ser nueva y de preferencia de 4 o 6 mm como máximo. No se debe reutilizar ya que la punta se dobla y provoca microtrumas, dolor, sangrado y lipodistrofia.
  4. Lo ideal es utilizar las plumas de insulina que requieren agujas de 4 mm. Son más seguras, eficaces y menos dolorosas.
  5. Utilizar las dosis correctas. La recomendada es de 23 unidades pero en promedio se utilizan 32 por no administrarla bien.

“Son 16 dosis que estamos tirando a la basura, lo que se traducen una gran pérdida de dinero por no usar bien la insulina. Con ese dinero podríamos abarcar a más pacientes o tratar otras enfermedades”, concluye

 

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: