Se consume poco cereal integral

La mayoría de las personas no consumen suficientes cereales integrales en su dieta.

10/11/2014 3:16
AA

Los cereales son alimentos indispensables que forman parte de la base de la pirámide alimentaria y que deberían proporcionar una variedad de nutrientes saludables y por naturaleza, ser bajos en grasas.

 
Sin embargo, su procesamiento modifica sus cualidades ya sea por alentar su caducidad, agradar el paladar o satisfacer nuevas tendencias de consumo, por lo que no todos los cereales son igual de saludables.
 
De acuerdo con la Clínica Mayo de Estados Unidos, la mayoría de las personas no consumen suficientes cereales integrales en su dieta y el objetivo debería ser tomar al menos la mitad de los cereales que se consuman en su forma integral. 
 
Cereales integrales: Son aquellos no refinados, que no se han visto despojados del salvado y el germen en la molienda, por ello, todos los nutrientes permanecen intactos. Son mejores fuentes de fibra y otros nutrientes importantes como el selenio, el potasio y el magnesio. Además son alimentos completos como el arroz integral y el maíz o ingredientes en productos, como el trigo sarraceno en los crepes o la harina integral en el pan. Algunos ejemplos son avena, arroz integral, trigo sarraceno, bulgur, mijo, cebada, maíz, pan, pasta o galletas de harina integral y arroz salvaje.
 
Cereales refinados: Son cereales molidos, un proceso que les despoja del salvado y el germen para proporcionarles una textura más fina y una vida más larga en el mercado. El proceso también elimina muchos nutrientes, incluyendo la fibra. Incluyen la harina blanca, el arroz blanco, el pan blanco y la harina de maíz a la que se ha eliminado el germen. Estos alimentos procesados no mantienen los niveles de azúcar en sangre estables, lo que explica la sensación de hambre poco después de haberlos consumido. 
 
Cereales enriquecidos: Algunos o muchos de los nutrientes que se perdieron durante su procesamiento se añaden más tarde. Muchos cereales enriquecidos también están fortalecidos, lo que significa que los nutrientes que no se producen de forma natural en los alimentos se añaden, como vitaminas y minerales como el ácido fólico y el hierro. Sin embargo, carecen de fibra y no son una elección óptima. Aunque tienen restos nutritivos, muchos nutrientes y vitaminas importantes se pierden durante el procesamiento. 
 
  • Disfruta de desayunos que incluyan cereales integrales, como los copos de salvado, la avena o los cereales de trigo integral. 
  • Consume  tostadas o baguettes de harina integral en vez de los normales. 
  • Sustituye con bollos integrales bajas en grasa los dulces. 
  • Haz sándwiches utilizando panes integrales. 
  • Cambia la harina blanca para las tortitas por harina integral. 
  • Sustituye el arroz blanco por arroz integral, arroz salvaje, trigo sarraceno tostado o bulgur. 
  • Incluye arroz salvaje o cebada en sopas, estofados, guisos y ensaladas.
  •  Añade cereales integrales, como el arroz integral cocinado o picatostes de pan integral para acompañar la carne.
  • Utiliza tostadas de pan integral troceadas en las recetas en lugar de pan seco (Con información de 20 minutos).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: