Se cumplen 60 años del descubrimiento del ADN

Gracias a este hallazgo, ahora puede reducirse de forma más efectiva enfermedades crónicas no transmisibles.

17/06/2013 10:08
AA

Haber conocido el ADN o ácido desoxirribonucleico, permitió al mundo científico obtener muchas explicaciones sobre lo que ocurre en el cuerpo humano, porqué hay enfermedades, características y condiciones que pueden heredarse de padres a hijos, y ahora hasta saber qué tipo de nutrición necesitan las células para reducir el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes.

El ADN fue descubierto hace 60 años y Francis Crick, de Gran Bretaña, junto con James Watson, de Estados Unidos, publicaron la famosa estructura de la doble hélice del ADN, en un artículo de apenas una página, en la revista Nature.

Antonio Velázquez Arellano, investigador de la Unidad de Genética de la Nutrición del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y del Instituto Nacional de Pediatría, indicó que gracias a la biología molecular y nuevas disciplinas científicas como la proteómica, farmacogenómica, nutrigenómica y muchas más, parten de ese hallazgo.

 “De ahí salió la explicación para entender la reproducción de los seres vivos, la información hereditaria de padres a hijos, de qué manera puede cambiar esa información por mutaciones y dar origen a enfermedades hereditarias, cómo participa en la evolución biológica y por qué todos los seres vivos evolucionamos a partir de un ancestro común”, resumió Velázquez Arellano, médico y doctor en genética humana.

La estructura tomó imágenes visibles para todos, luego que en 1962 Watson y Crick recibieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología.

 “Rosalind Franklin, discípula de estos investigadores, fue quien tomó las mejores fotos, las que permitieron armar el modelo que Watson y Crick construyeron de una forma original, como un lego o un rompecabezas. En ciencia, a diferencia del arte, el trabajo siempre es colectivo, aunque no lo parezca”, resaltó.

Velázquez Arellano señaló que ya se sabía que el ADN estaba compuesto por fosfatos, azúcares (desoxirribosa) y cuatro bases nitrogenadas (adenina, timina, citosina y guanina, abreviadas como A, T, C y G), y su hallazgo consistió en encontrarles un acomodo específico, que resultó en lo que postularon.

La estructura que pudo observarse es como de una doble escalera, y para que pudiera adquirir su forma los fosfatos y azúcares debían ser los largas barreras enroscadas, mientras que los peldaños eran las bases nitrogenadas.

Más interesante que su estructura estética, Velázquez señaló que era que en las letras A, T, G, y C estaba contenida toda la información genética de los seres humanos, y tanto en el ADN como en el ARN, se contienen las proteínas que reaccionan ante  ciertos químicos y dan al individuo su metabolismo determinado.

Y es a partir de esta explicación que el científico, ahora trabaja en la nutrigenómica, especialmente en posibles efectos de la malnutrición a nivel celular y sus repercusiones para el síndrome metabólico, la diabetes y el cáncer.

“Hemos descubierto que si hay un déficit de energía en las células por malnutrición, porque falte uno o varios nutrientes indispensables, éstas tratan de adaptarse para no morir”. Puede ocurrir en una persona carente de alimento suficiente, o en una obesa, que come alimentos de mala calidad, aunque lo haga en grandes cantidades.

El científico señaló que al consumir los alimentos adecuados para cada persona, de acuerdo con su sistema proteínico y una buena nutrición es posible tener niveles de glucosa estables, y permitir al cuerpo sobrevivir, incluso en situaciones precarias. (UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: