Piden eliminar estigmas a fumadores con cáncer de pulmón

El tabaquismo no es la única causa de cáncer de pulmón

17/11/2016 4:00
AA

El tabaquismo es una de las principales causas de enfermedades respiratorias y algunos tipos de cáncer como el de pulmón, sin embargo, no es el único detonante.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud, el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte en hombres y mujeres en todo el mundo, siendo el tabaquismo activo y pasivo, la exposición al humo de leña, al carbón, a gases tóxicos o la contaminación, los principales causantes de la enfermedad.

Patricia Mondragón, Presidenta y Fundadora de Respirando con Valor, A.C, señala que anualmente se registran 8,300 casos de este tipo de cáncer,que en su mayoría se detectan en etapas tardías, cuando las probabilidades de tener una mejor calidad de vida son escasas.

El cáncer se suele presentar más en personas mayores de 60 o 70 años, sin embargo, en los últimos años han aumentado los casos entre los 40 y 50 años, además de que cada vez más se presenta en personas que nunca han fumado.

Este padecimiento afecta a hombres y mujeres por igual, aunque en ellas, se ha incrementado la incidencia.

Señales de alerta

La especialista refiere que existen algunos síntomas que advierten del cáncer como son:

  • Tos crónica que no sana
  • Dolor en el pecho
  • Tos con sangre
  • Falta de aire
  • Pérdida de peso sin razón

Estas señales, indica, pueden ser indicios de cáncer de pulmón, pero el problema es que suelen confundirse con otras enfermedades como tuberculosis o alguna enfermedad obstructiva crónica, por lo que el diagnóstico se retrasa.

“Si se tienen estos síntomas hay que ir con el médico y no automedicarse. Una radiografía o tomografía simple, ayudarán a realizar el diagnóstico”, dijo.

En caso de tener algún factor de riesgo, la recomendación es acudir con el neumólogo una vez al año por lo menos.

¿Cómo prevenirlo?

La presidenta de la asociación enfatiza que es importante concienciar sobre la prevención de la enfermedad, pues de esta manera se asegura una mejor calidad de vida.

Por ello, es importante tomar medidas de prevención como las siguientes:

  • No exponerse al humo de tabaco o leña
  • Conectar la tubería de gas fuera de la casa
  • Tener buena ventilación si se trabaja en lugares cerrados, por ejemplo un taller mecánico
  • Tener filtros de aire
  • Cuidar la alimentación e incluir vitaminas vegetales
  • No automedicarse
  • Dejar de fumar

Dejar el cigarro es la medida más importante de prevención y de una mejor calidad de vida, ya que desde el primer día, el cuerpo tiene cambios favorables.

  • Primera hora: se reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial
  • 12 horas: se normaliza el nivel de monóxido de carbono en la sangre
  • 2 a 3 semanas: mejora la función pulmonar y por consiguiente la respiración
  • Primer mes: se reduce el riesgo de infecciones y mejora la calidad del aire
  • Un año: baja el riesgo de enfermedades coronarias y aumenta la energía
  • 10 años: se disminuye a la mitad el riesgo de padecer otros tipos de cáncer.

Declaratoria del paciente de cáncer de pulmón

Mondragón menciona que los tratamientos utilizados para el cáncer son la radioterapia, cirugía o quimioterapia, aunque se han logrado grandes avances como el uso de terapias blanco e inmunoterapia. Sin embargo, éstos dos últimos no están incluidos en el cuadro básico de medicamentos de las instituciones de salud.

Por ello y con el objetivo de concienciar a la población en general, la asociación ha preparado la declaratoria del paciente del cáncer de pulmón, la cual va dirigida a la comisión de salud de la cámara de diputados, asociaciones civiles y sociedad en general.

En el documento, se piden cumplir seis puntos en relación a la prevención, tratamiento, discriminación y educación.

  1. Alto a la discriminación. Se deben eliminar los estigmas de que las personas que fuman son culpables de enfermar. “Nadie merece estar enfermo”, dijo.
  2. Hay que promover la educación en los médicos de primer contacto. Deben estar capacitados para detectar oportunamente la enfermedad.
  3. Promover el derecho al diagnóstico oportuno.
  4. Mejorar la cultura de prevención, fomentar hábitos sanos y dejar de exponerse a situaciones de riesgo.
  5. Garantizar el acceso a los tratamientos de vanguardia.
  6. Homologar la atención para que todos los sistemas de salud incluyan las terapias blanco e inmunoterapia.

“Los pacientes tienen derechos y obligaciones y estos deben cumplirse, por ello debemos trabajar todos juntos. El cáncer no es una sentencia de muerte”, concluyó.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: