Se puede tomar el sol, pero con medida

Una quemadura solar es mayor a la que causa un objeto caliente como un sartén o una parrilla.

15/04/2014 6:13
AA
Tomar el sol es sano, nos ayuda a fijar la vitamina D en el organismo, pero debe hacerse con medida, porque de lo contrario los rayos ultravioleta pueden modificar el ADN de las células de la piel.
 
Si las células de la piel se reproducen de forma descontrolada, se puede generar cáncer, advierte la Asociación Conocer para Vivir
 
Explican que la quemadura causada por el sol, es mayor que la provocada por un objeto caliente como un sartén o una parrilla, porque es permanente, irreversible y acumulativa.
 
En un comunicado de prensa, la asociación explica que las lesiones causadas por el sol aumentan el riesgo de cáncer de piel, mientras que las lesiones causadas por objetos calientes causar llagas, heridas o cicatrices estéticas.
 
Las quemaduras solares pueden clasificarse en tres grados de acuerdo al daño que producen:
  • Grado 1: Eritema o enrojecimiento.
  • Grado 2: Ampollas o levantamiento de la piel
  • Grado 3: Cambio de coloración por un daño profundo al tornarse blanquecina.
“Uno de los principales problemas para la detección oportuna del cáncer de piel es que las personas no piensan que exponerse al sol pueda causar daños y mucho menos que puedan desarrollar cáncer”, comento Ari Rodríguez director de Conocer para Vivir.
 
Es posible prevenir el cáncer de piel. Para hacerlo es importante seguir las siguientes recomendaciones:
  • Evita exponerte al sol entre las 11 am y las 3 pm pues en ese lapso los rayos UV son más fuertes.
  • Usa bloqueador solar FPS 30, aplícalo de 15 a 20 minutos antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada tres horas para que te mantengas protegido.
  • El protector químico no es suficiente para darnos una protección total y se requiere de una protección física. Utiliza ropa de algodón, sombreros anchos, sombrillas, lentes oscuros y demás accesorios que te protejan de la radiación solar.
  • Evita el uso de camas, cabinas o lámparas bronceadoras.
  • Desde el punto de vista cosmético los bronceadores ofrecen un acelerador del bronceado. Y para quienes quieran lucir ese tono de piel “se pueden utilizar pero no hay que descuidar lo que medicamente estamos intencionados a proteger para disminuir los riesgos de desarrollar enfermedades asociadas con la exposición al sol”, aclaró. 
  • El bronceado implica un daño a la piel y aunque adquirir ese color es una moda no denota buena salud.
  • La exposición al sol con bronceador no debe exceder los 15 minutos al día, evitando las horas de mayor radiación. 
  •  Al terminar el tiempo de exposición con bronceador, debes lavar tu piel y utilizar un bloqueador solar para protegerla.

Seguir estas recomendaciones puede hacer la diferencia para evitar ser una víctima más del cáncer, advierte Conocer para Vivir.  


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: