Segundo trimestre es el más agradable

Se acaban las náuseas; es importante el consumo de vitaminas y calcio porque los órganos del futuro bebé empiezan a madurar.

24/11/2010 8:44
AA

En el segundo trimestre del embarazo el feto comienza a crecer y sus órganos inician su maduración, por lo que se requieren de cantidades más específicas de calcio y vitaminas, de ahí que el trabajo del organismo de la mujer se incremente hasta en 50 por ciento, por lo cual requiere de una alimentación balanceada con el respaldo de polivitamínicos, refiere a SUMEDICO el doctor Eduardo Navarro Oviedo, presidente de la Asociación de Médicos del Hospital de la Mujer.

Asegura que inicia la fase del embarazo más agradable, porque disminuye el cansancio y síntomas como las náuseas, pero sobre todo porque se alejan amenazas como las del aborto. Se ensanchan las caderas, se empiezan a ser más turgentes, el busto aumenta y el pezón se hace más obscuro,

Semana 13.- El feto tiene la apariencia de un niño en miniatura. Se observa un movimiento semejante al de la respiración el cual no es tal, pues los pulmones funcionan sólo después del nacimiento. El cerebro del bebé ya puede transmitir mensajes. ¡Se fortalece la relación con la mamá y el papá!

Semana 14.-
Comienza a nacer el cabello y la vellosidad en las cejas. Las cuerdas vocales se forman. El cordón umbilical se une al abdomen. En la madre, su útero tiene el tamaño de una toronja.

Semana 15.-
El feto alcanza un tamaño de alrededor de 15 centímetros y pesa 120 gramos. Su cabello comienza a adquirir tonalidad. Inicia el reflejo de succionar.

Semana 16.- El cuerpo del feto está cubierto de pelo fino llamado “lanugo”, y comienzan a formarse las uñas de los pies.

Semana 17.- Cuenta ya con uñas y huellas digitales tanto en pies como en manos. La creciente actividad del bebé provoca en la mamá mayor transpiración e incluso puede tener síntomas de congestión nasal. El útero se acerca al nivel del ombligo.

Semana 18.-
¡Ya puede chuparse el pulgar!, e incluso traga pequeñas cantidades de líquido amniótico. Su tamaño puede ser de 20 centímetros y pesa alrededor de 300 gramos.

Semana 19.-
Se empieza a formar sobre la piel del bebé una sustancia sebácea llamada vernix que le protege del líquido. Las sensaciones del bebé se desarrollan y ¡ya puede moverse dentro del amplio espacio del vientre materno!

Semana 20.- El bebé puede medir 23-25 centímetros, ha alcanzado la mitad del tamaño que tendrá al nacer.

Semana 21.- El feto ya se mueve libremente dentro del líquido amniótico, ¡e incluso da marometas! El papá las puede sentir al poner la mano sobre el vientre de la mamá.

Semana 22.- Aumenta la actividad del bebé, por lo que marca períodos de sueño; pero su actividad es mayormente en la noche. ¡Es momento de hablarle más y poner en práctica la musicoterapia!

Semana 23.-
Ya mide alrededor de 30 centímetros y comienzan a desarrollarse los reflejos del feto, ¡abre y cierra sus manos con mayor fuerza cada vez!

Semana 24.- El bebé podrá reaccionar ante ruidos fuertes o cierta música. Mide 33 centímetros y pesa aproximadamente 750 gramos. El útero de la madre ha llegado al nivel del ombligo, lleno de vitalidad y energía se prepara para el parto.

Semana 25.- Comienzan a endurecerse los huesos del bebé, un proceso que continuará durante 16 años más. El bebé ya responde al dolor. La madre se despertará con calambres en la parte inferior de las piernas. Es el momento ideal de matricularse en un curso prenatal.

Semana 26.- La piel del feto se hace más gruesa y avanza el desarrollo de sus órganos, como los intestinos, ¡comienza a hacer popo!, a esta se le llama meconio y la evacuará en los primeros días de vida extrauterina.

Semana 27.-
¡El bebé comienza a ver y a oler!, ha abierto sus párpados y percibe luz, además de que comienza a diferenciar olores.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: