Seguro Popular ha contratado servicios de la IP

Funsalud afirma que es indispensable la participación privada para lograr calidad en la cobertura universal.

15/10/2010 9:14
AA

La participación del sector privado, a través de instituciones y organizaciones sociales, es fundamental para lograr que se ofrezca una cobertura universal en salud, aseveró la Fundación Mexicana para la Salud, en el marco del seminario “La salud de los mexicanos y Funsalud”.

Durante el evento, los presidentes ejecutivo y del consejo de dicha fundación Mercedes Juan y José Alfredo Santos, respectivamente, señalaron que la calidad y y eficiencia en los servicios clínicos privados es vital en la colaboración que estos brindan al sector público.

En este contexto, el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Juan Ignacio Gil Antón, consideró que es necesario  crear una contribución por los servicios de salud, porque actualmente “muchos disfrutan de este beneficio sin pagar”, en ocasiones porque las personas carecen de la capacidad económica para ello, pero otras “porque no quieren pagar”.

Estableció que esta contribución se podría establecer de manera similar a las Afores, es decir, que así como las personas financian su retiro, que lo hagan con la atención médica, esto a través de una cuota que podría determinarse en función del riesgo profesional,  el cálculo de la sobrevida de la persona y la probabilidad de que sufra algún tipo de invalidez.

Seguro Popular subroga servicios particulares

Sobre el particular, el titular de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, Salomón Chertorivski, reconoció que el Seguro Popular ha contratado servicios privados para la atención de casos particulares, como es la atención de cáncer en niños, debido a que la demanda ha rebasado la capacidad de atención de los hospitales especializados de la Ssa.

No obstante este tipo de contrataciones, el funcionario rechazó cualquier posibilidad de privatización de los servicios de salud: “No hay motivo de preocupación. El financiamiento es absolutamente público porque lo pagamos entre todos con nuestros impuestos”, sostuvo que la capacidad instalada en clínicas y hospitales del gobierno es mayor que la de la iniciativa privada, e incluso enfatizó que  “la fortaleza del sistema público mexicano está por encima de cualquier país latinoamericano”.

Explicó que el Sistema Nacional de Protección Social en Salud tiene la facultad de contratar a particulares u organismos civiles que puedan ofrecer los servicios de salud en los sitios donde no exista una oferta pública suficiente.

Pero, aclaró, debe recordarse que los recursos del Seguro Popular lo aplican los gobiernos estatales y por tanto la contratación de servicios es una decisión de estas.

Entrevistado en el marco del mismo foro de Funsalud, Chertorivsky precisó que en cuanto a la atención de niños con cáncer ha sido necesario contratar servicios privados para la realización de trasplantes de médula ósea debido a que  la demanda ha rebasado la capacidad de atención del Instituto Nacional de Pediatría y el Hospital Infantil de México. Se recurrió al  Hospital ABC en tres ocasiones durante 2009 y que en lo que va del año a otras 10.

Pero hay otros casos en que se ha considerado recurrir a instituciones privadas, como es en la atención de personas con problemas de adicciones. Cabe señalar que de hecho ha habido un acercamiento entre la Ssa y Oceánica.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: