Seis pensamientos tóxicos que debes eliminar

Individuos emocionalmente inteligentes poseen una aptitud muy importante: la capacidad de reconocer y controlar los monólogos internos pesimistas

12/12/2016 11:22
AA

Cuando se comete un error, esos pensamientos pueden intensificar la negatividad o servir de ayuda para convertir ese fallo en algo productivo.

En los últimos años se ha hablado mucho de la Inteligencia Emocional ya que es un factor clave, no solo para tener éxito en el plano profesional sino también en el ámbito de las relaciones interpersonales e incluso para llevar una vida más plena. Sin embargo, ¿qué hacen las personas inteligentes emocionalmente que las diferencia del resto?

Estos individuos emocionalmente inteligentes poseen una aptitud muy importante: la capacidad de reconocer y controlar los monólogos internos pesimistas para que estos no les impidan aprovechar todo su potencial. Se consciente de tus tendencias a sucumbir a este tipo de pensamientos para que no afecten a tu carrera profesional:

  1. La perfección equivale a éxito

Los seres humanos, por naturaleza, son falibles. Si tu objetivo es la perfección, siempre te quedará sensación de fracaso y acabarás perdiendo el tiempo en lamentarte por no haber logrado lo que te proponías, en vez de disfrutar de lo que si has podido conseguir.

  1. Mi destino está escrito

Muchas personas sucumben a la idea irracional de que están destinadas a triunfar o a fracasar. Que nadie se confunda: tu destino está en tus manos, y responsabilizar de tus éxitos o de tus errores a fuerzas que escapan a tu control es escurrir el bulto. En algunas ocasiones, la vida te dará malas cartas, pero, en otras, te dará ases. La disposición para darlo todo en cada mano es la que determina el triunfo o el fracaso.

  1. “Siempre” o “nunca”

No hay nada en la vida que hagas siempre o que no hagas nunca. Puede que haya cosas que hagas mucho o que no hagas lo suficiente, pero etiquetar un hábito con los términos “siempre” o “nunca” es caer en la autocompasión. Es hacerte creer que no tienes control sobre ti mismo y que nunca podrás cambiar. No te dejes llevar por ello.

  1. He triunfado si recibo la aprobación de los demás

Independientemente de lo que la gente piense de ti en un momento concreto, una cosa clara: nunca serás tan bueno ni tan malo como dicen que eres. Es imposible desactivar las reacciones a lo que piensan los demás, pero siempre puedes tomarte las opiniones ajenas con reservas. De esta manera, independientemente de lo que la gente piense o haga, la autoaceptación depende de ti.

  1. El futuro será como el pasado

La repetición de ciertos errores puede minar la autoestima y hacer que sea más difícil creer que las cosas irán mejor en el futuro. La mayoría de las veces, esos errores son consecuencias de haber corrido riesgos o de haber intentado conseguir algo que no era fácil. Recuerda que el éxito reside en la capacidad para levantarse después de un fracaso.

  1. Mis emociones representan mi realidad

Si no adoptas una perspectiva objetiva, tus emociones seguirán sesgando tu percepción de la realidad y serás vulnerable al efecto de los monólogos internos pesimistas, que pueden impedirte aprovechar todo tu potencial.

(Con información de El Huffington Post).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: