Sentir dolor es bueno, dice experto

El dolor es la acción más primitiva del sistema nervioso central, pero es vital para la protección de nuestro cuerpo contra cualquier daño externo.

25/03/2011 9:21
AA

Sentir dolor es la defensa  más primitiva con la  que cuenta el hombre, pero también la de mayor importancia para la protección del organismo contra daños externos, desde rasguños leves hasta graves quemaduras o cortaduras que pueden incluso poner en riesgo la vida, por ello “el dolor es bueno, aunque no nos guste”, expresó el doctor Jorge Alberto López Avila*.

En su ponencia “¿El dolor es importante en la vida? ¿El cerebro siente dolor? Dolor, percepción y conciencia”, dictada en el marco de la Semana del Cerebro, el doctor López Avila explicó que se trata de una reacción del arco reflejo, una respuesta a estímulos específicos recogidos por neuronas sensoriales.

“Es  lo más primitivo del sistema nervioso neural”, pues el dolor es una respuesta involuntaria y por lo tanto automática, no controlada por la conciencia, se trata de una advertencia de nuestro organismo sobre algún daño y ante ello se tiene una acción inmediata en la que no se tiene tiempo de pensar.

Ejemplos hay muchos, refirió, “como cuando te quemas con algo en la estufa y quitas de inmediato tu mano, sin tomar conciencia ni pensar que te estás dañando”.

Aún cuando todos pudiéramos pensar que, al igual que ocurre con otras actividades neuronales como  las emociones o la de toma de decisiones, existe una zona dedicada expresamente al dolor, lo cierto es que este invade todo el cerebro, a esto se le llama “Matriz del Dolor”.

Esto, porque “el dolor parte de  un estímulo biofísico puro (no pensado) el cual percibe el sistema nervioso central y es hasta después de esto que se toma conciencia del daño que está recibiéndose del exterior.

Es en este ámbito de la conciencia donde se registra el umbral del dolor, que es la intensidad de dolor que cada persona puede soportar.

El especialista de la Clínica del Dolor explicó que el dolor tiene tres componentes:

  • Sensorial: Dónde, cuándo y cómo te duele
  • Cognitivo: Cuando se toma conciencia de este
  • Emocional: Cuánto de emoción le pones al dolor

Al precisar sobre el aspecto emocional, López Avila explicó que existen factores relacionados con experiencias que pueden minimizar el dolor: “En un experimento realizado en la Clínica del Dolor, pedimos a un chica muy guapa que ayudara a  colocar inyecciones, entonces los jóvenes se mostraban sumamente dispuestos sin presentar signos de dolor. Estaban emocionados por la joven y esto disminuía su percepción del dolor”.

También existen emociones que pueden provocar más dolor, como es el caso de la depresión, pues esta invade zonas del cerebro donde existen neurotransmisores que alertan sobre la presencia de daños externos.

Pero también hay casos en que la percepción puede provocar un dolor más intenso, cuando no es tal, por ejemplo, “un niño que sale corriendo de su casa y se cae en las escaleras, se da un tremendo golpe, se rompe el pantalón y él  sigue corriendo, luego se cae en el lodo y sigue jugando, pero cuando su mamá le da una nalgada porque rompió la ropa y se ensució, entonces llora, cuando esta le dolió mucho menos que los golpes que se dio antes, lo que ocurre es la percepción del regaño”.

Otro aspecto importante del dolor es la memoria de este, es decir, cuando se toma conciencia de cómo es un malestar del estómago o la molestia por una lesión en la piel o los huesos. Esto incluso da pautas a situaciones como el “dolor fantasma”, es decir, cuando sientes que te duele una extremidad que ya no tienes, como es el caso de una pierna o una mano amputada.

En conclusión, indicó el especialista López Avila, el dolor propiamente dicho no es una función cortical (es decir funciones específicas de la corteza cerebral), pero sí lo son  sus características cognitivas y emocionales.

*Jorge López  Ávila, adscrito a la Clínica del dolor.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: