Separan a siameses unidos por la pelvis

En el proceso realizado en el Hospital Centenario de Aguascalientes participaron 14 médicos cirujanos, residentes y más de 10 enfermeras pediátricas.

14/01/2014 8:37
AA

Médicos y enfermeras mexicanos del Hospital Centenario Miguel Hidalgo, de Aguascalientes, realizaron con éxito la separación de dos gemelos siameses, de 1 año de edad, que nacieron unidos por el piso de la pelvis. 

 
Este procedimiento es histórico pues es la primera vez que, en México, se realiza fuera de la capital de la República. La operación se llevó a cabo en junio de 2013 pero todo el siguiente semestre se han realizado otras intervenciones para estabilizar a los niños y considerar exitosa la operación.
 
Los pequeños que fueron separados nacieron en una comunidad del estado de Zacatecas, llamada Calera. Los bebés nacieron prematuramente por medio de una operación de cesárea pues estaban unidos por la parte baja del cuerpo, donde se localiza el ano, los testículos y el piso pélvico.
 
El doctor Rosendo Sánchez Anaya, director médico del Hospital Centenario informó que en todo el proceso han participado 14 médicos cirujanos, residentes y más de diez enfermeras pediátricas. Esta cirugía es compleja y poco común.
 
“Sólo se han registrado 4 cirugías de este tipo en el Instituto Nacional de Pediatría, en 40 años, así como 10 cirugías, en 60 años, en el Hospital Infantil. El estar unidos por la pelvis implica gran complejidad para la separación porque esa es la zona donde pasan las grandes venas, además de que está el recto y los músculos y huesos de la cadera”, indicó el doctor Sánchez Anaya, quien en todo momento subrayó el orgullo que siente por sus colegas y por laborar en el Hospital Centenario Miguel Hidalgo, de la Secretaría de Salud de Aguascalientes.
 
La operación para separar a los dos niños tuvo un periodo largo de preparación, que empezó desde que los gemelos tenían 3 meses de edad, cuando iniciaron los estudios para ver qué órganos compartían, así como el estado de salud de su corazón y otros órganos internos.
 
También se preparó a los niños con una herramienta llamada expansores, para facilitar que crearan más piel en la zona donde serían separados. Esa piel serviría para cerrar la zona operada.
 
“Las complicaciones más graves que se pudieron haber presentado fueron: durante la cirugía una posible hemorragia sin control y posteriormente un infarto o una falla cardiaca o respiratoria, debido a que se tuvieron que presionar, de abajo hacia la parte superior del abdomen, los intestinos fueron recolocados, y después de la operación, hubo muchos momentos críticos en las salas de terapia intensiva donde se vigiló que no hubiera fallas de otros órganos y se contralaron y combatieron infecciones que aparecen al tener un cirugía tan grande”, añadió el director médico del hospital.
 
Los niños, que cuando estaban unidos tenían una posición similar a un bailarín que abre totalmente las piernas en una posición Split, ahora están separados y mientras vayan creciendo deberán ser sometidos a otras 4 ó 5 cirugías reconstructivas para ayudar a que funcionen lo mejor posible sus intestinos, recto, genitales y que puedan caminar.
 
El Hospital Centenario Miguel Hidalgo, de Aguascalientes, es un centro de salud público que cuenta con 200 camas y atiende a personas de Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí y Zacatecas, haciendo cirugías complejas y con más de mil 300 trasplantes de órganos en los últimos 24 años. 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: