Sexo, un antigüo placer en nuestro cerebro

Disociaciones en la corteza cerebral, colocan al sexo como un placer mas antiguo que el experimentado por la obtención de riqueza o el poder.

28/09/2010 6:12
AA

La forma particular en que funciona el cerebro de cada persona, define sus capacidades, habilidades, tendencias en gustos, formas de pensar, etcétera, así lo platicó  a SUMEDICO la especialista Ana Estrada, en una charla en agosto pasado.

Experta en realizar estudios de personalidad y desarrollo de capacidades, explicó que la personalidad se  determina en buena medida en la forma en que se comunican las neuronas entre los cuatro cuadrantes que conforman nuestro cerebro.

Ahora nuevos estudios nos revelan que la acción del cerebro es también fundamental en la forma en que sentimos placeres primarios. El sexo esta localizado en una de las zonas mas antiguas del córtex o corteza cerebral, en tanto que  el placer derivado de la obtención de dinero o poder, se encuentra en una región más nueva  del mismo 

Lo anterior de acuerdo a un estudio realizado por el  Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS), el cual establece que las recompensas son tratadas en regiones del cerebro parcialmente comunes, pero con una disociación dentro del córtex.

Las recompensas eróticas ponen en marcha una porción más antigua en términos de evolución del córtex órbito-frontal, una región situada en la parte delantera del cerebro, mientras las que no son indispensables para la supervivencia o tienen un carácter adquirido generan una reacción en una porción más reciente.

El equipo del Centro de Neurociencias Cognitivas de Lyon, dirigido por Jean-Claude Dreher, llego a estas conclusiones a partir de un experimento realizado con 18 voluntarios, quienes participaron en  una especie de juego con el que podían ganar dinero o visionar imágenes eróticas, mientras su actividad cerebral se registraba con un escáner especializado en resonancia magnética.

De esta forma, las  recompensas son tratadas en regiones del cerebro parcialmente comunes, pero con una disociación dentro del córtex órbito-frontal, que se hace más acusada cuanto más abstractas y complejas son las satisfacciones. Estos descubrimientos podrían permitir una mejor comprensión de ciertas enfermedades psiquiátricas, como la ludopatía, así como el estudio de las redes neuronales implicadas en la motivación y el aprendizaje.

(Con informacion de 20minutos.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: