publicidad

Drogas que afectan el deseo sexualOtros

Drogas que afectan el deseo sexual

Las drogas y el alcohol no son afrodisiacos que mejoran el deseo sexual.

  • MARILUZ ROLDÁN VERA
  • 25/01/2019
  • 13:04 hrs.

El alcohol y las drogas no funcionan como afrodisíacos al momento de tener relaciones con la pareja, por el contrario, el consumo de estas sustancias disminuyen el deseo sexual, afecta el desempeño y también altera la capacidad de goce de quien las consumió.





Los efectos que causan las drogas están relacionados también con los hábitos de consumo, es decir, si la persona las usa de manera intermitente, ocasional, habitual o compulsivamente.





Además, de esto se derivan otros riesgos, ya que quienes utilizan alguna de estas sustancias actúan de manera impulsiva.





“Los aparentes e iniciales beneficios para el deseo sexual de las drogas esconden un dramático fin de la erótica. Las drogas, además, no mejoran la capacidad de seducción, ni la relación entre los sexos, sino que más bien la deterioran.





El balance entre beneficio y riesgo es demoledor para la erótica y el arte de amar de las personas”, explicó  Santiago Frago, director médico del Instituto de Sexología y Psicoterapia Amaltea.





“El hecho cierto es que no hay efectos generales sexuales de las drogas, sino particulares derivados de la singularidad y personalidad de los individuos y del efecto de las mismas a corto, medio o largo plazo”, dijo el especialista.





deseo sexual drogas




Te recomendamos: ¿Cuál es la hora ideal para tener intimidad sexual?





Drogas que afectan el deseo sexual





Alcohol





Expertos y estudios demuestran que es un mito que el alcohol sea un afrodisíaco, como se cree comúnmente, ya que en bajas dosis intensifica el deseo y la excitación, además funciona como desinhibidor y aumenta la autoestima sexual; sin embargo, los efectos negativos superan a los beneficios.





Por ejemplo, en la mujer dificulta la respuesta orgásmica, mientras que en el hombre, a partir de 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre, afecta la erección. Por lo que beber unas copas antes de tener un encuentro disminuye el goce en ambos.





Marihuana





Los efectos del consumo de marihuana tampoco son benéficos para tener una buena vida sexual. Su consumo disminuye el deseo en los hombres y afecta también a las mujeres.





Los efectos del consumo de la cannabis son parecidos a los del alcohol, ya que por su efecto depresor causa relajación física y mental, lo que también provoca desinhibición y que las personas dejen de lado tabúes y prejuicios.  





En los hombres, su uso de manera continua causa falta de deseo sexual, este hecho está relacionado con la disminución de la testosterona y con una baja en la producción de espermatozoides.





La marihuana tiene efectos negativos también en la mujer, ya que se han registrado casos en los que presentan  disminución de la lubricación vaginal, lo que hace que el coito sea doloroso.





marihuana afecta deseo sexual




También te puede interesar: ¿Cuánto debe durar el sexo para ser satisfactorio?





Cocaína





La cocaína es otro falso afrodisíaco, puesto que su consumo afecta el desempeño sexual de los hombres y provoca falta de deseo. Quienes la consumen pueden sentir euforia al comenzar el encuentro íntimo, pero después surge sensación de depresión. Además, su uso prolongado puede producir un deterioro del sistema nervioso central que conduce a una mengua importante de la función sexual.





“Su uso esporádico puede incrementar las sensaciones corporales, pero su uso habitual provoca disfunción eréctil y priapismo (erección dolorosa y permanente), así como una importante pérdida del deseo sexual.





Esta droga ha demostrado ser un potente anestésico local, reduciendo la sensibilidad genital, además de magnificar las conductas celotípicas”, explicó el doctor Frago.





Drogas de diseño





Este tipo de drogas son estimulantes, pero son las que representan un mayor riesgo si se consumen antes de tener relaciones sexuales, ya que aumentan el peligro de presentar problemas cardiacos durante el encuentro.





Así como con otras sustancias ilegales,  quien consume drogas de diseño siente euforia y desinhibición; sin embargo, al usarlas las mujeres tienen dificultad para excitarse y alcanzar el orgasmo, mientras que los hombre sufren problemas para mantener la erección.





Los especialistas señalan  que consumir drogas sintéticas aumenta el rendimiento físico e intelectual, aunque después generan un efecto rebote y ese bajón es el que impide a los hombres mantener la erección e incrementa los riesgos cardiacos en la pareja.





Con información de El País, Sexo y Salud


publicidad

publicidad

publicidad

publicidad