Si quieres ser donador, háblalo con tu familia

La decisión de ser donador de órganos se debe tomar con calma y avisarlo a las personas más cercanas, señala experto.

13/07/2011 4:22
AA

Ser donador es una gran responsabilidad que se toma de manera individual y libre, sin embargo, es indispensable que se avise a la familia de esta decisión, pues aún cuando se cuente con una credencial de donador, en el momento del deceso sólo los familiares pueden autorizar a los médicos a proceder a la extracción de órganos para que sean trasplantados.

En entrevista con SUMEDICO, el doctor Omar Sánchez, director de Planeación, Enseñanza y Coordinación Nacional del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), explicó que la decisión de ser donador no es un asunto legal, pues implica muchos  aspectos más como el emocional por la pérdida de un ser querido, de valores, e incluso de carácter religioso.

Al respecto, la Ley General de Salud establece que todos los ciudadanos mexicanos son donadores de órganos (donador tácito); sin embargo, también reconoce el derecho de un ciudadano a no ser donador. Es decir, el camino está abierto para tomar cualquiera de las dos decisiones.

“Una de las tareas más ingratas y amargas por las que pasamos los médicos es pedir a los familiares la autorización de la donación, pero hay que hacerlo”, pues esto implica salvar a otra persona, un adulto o niño, que están enfermos y podrían recibir el beneficio de un implante, comentó el especialista.

Y es que abordar el tema de la donación de órganos con la familia no es sencillo. Por lo general, a nadie le gusta hablar sobre la muerte, es por ello que el Centro Nacional de Trasplantes creó una tarjeta de donador, que es posible obtener a travès del portal de la instituciòn con la direcciòn www.cenatra.salud.gob.mx.

En el mismo se indica que una vez que usted obtenga su tarjeta de donación puede comentarlo con su familia y explicarles por qué tomó la decisión de ser donador. Es recomendable guardar la tarjeta junto con sus papeles más importantes. Recuerde: la comunicación es fundamental. La familia será la que otorgue su consentimiento cuando le soliciten la donación de órganos y tejidos.

La información que se le solicita es personal y está protegida por la ley. No puede ser compartida ni hecha pública sin su consentimiento. Los datos se reúnen para generar estadísticas y tendencias sobre la actitud de la población hacia la donación de órganos. Esto permite al Cenatra medir el impacto que tienen las campañas de comunicación dirigidas a la población.

Procesos de donación

Puede ser en vida, en estos casos una persona puede donar algún órgano o porción de órgano sin que afecte su salud. A esto se le llama donación en vida. Por ejemplo, se puede donar un riñón gracias a que el ser humano posee dos y es posible llevar una vida normal con uno solo. El riesgo de la cirugía de extracción de un riñón es mínimo.

Este procedimiento requiere de una evaluación médica del posible donador vivo. Los estudios que se realizan se conocen como protocolo de evaluación. Su propósito hacer una revisión sistemática para descartar cualquier riesgo sanitario para el propio donador y para el receptor.

Es común que cuando a una persona se le diagnostica la necesidad de un trasplante de riñón se consulte a su familia para saber si alguien tiene la disposición de donarle. También es posible que alguna persona que no tenga parentesco por lazos civiles, consanguíneos o por afinidad decida ser donador. Para esto se deben cumplir los requisitos legales que se mencionan líneas abajo.

En otros casos se puede donar una porción de hígado sobre todo en el caso de padres que les donan a sus hijos. Menos frecuentemente es la donación de un pulmón.

De acuerdo con el artículo 333 de la Ley General de Salud, para realizar un trasplante de vivo deben cumplirse los siguientes requisitos por parte del donante:

  • Ser mayor de edad y estar en pleno uso de sus facultades mentales
  • Donar un órgano o una parte de él siempre que su función pueda ser compensada por el organismo de forma adecuada y suficientemente segura
  • Tener compatibilidad aceptable con el receptor
  • Recibir la información completa sobre los riesgos de la operación y las consecuencias de la extracción del órgano, de parte de un médico distinto de los que intervendrán en el trasplante.
  • Otorgar su consentimiento de forma expresa, es decir, en un documento.
  • Cuando el donador no esté relacionado por algún parentesco se deberá cumplir con los siguientes requisitos establecidos en la Ley General de Salud:
  • Obtener la resolución favorable del comité de trasplantes del hospital, previa evaluación médica, clínica y psicológica.

El interesado en donar, debe otorgar su consentimiento expreso ante un notario público y manifestar que recibió información completa sobre el carácter altruista, libre y consciente de la donación, sin que medie remuneración alguna.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: