Si rechinas los dientes, tienes bruxismo

Este trastorno se hace de forma inconsciente, despertar con dolor de muscular en la zona de la cara, cuello y hombros es un síntoma.

14/04/2014 5:17
AA

El experto Jorge Ávalos Rodríguez dijo que se debe estar atento si al despertar se presenta dolor muscular en la zona de la cara, cuello y hombros, así como cansancio sin aparente motivo, porque ambos síntomas pueden alertar sobre bruxismo.

El coordinador de Estomatología del IMSS en Jalisco agregó que se trata de un trastorno caracterizado por apretar o rechinar la dentadura de forma inconsciente mientras se duerme o de forma involuntaria, lo que puede derivar en diversas alteraciones.

“Es una parafunción, es decir, que la dentadura se sobre esfuerza y da como resultado un desgaste acelerado, es muy común que las personas con bruxismo tengan los dientes muy pequeños hasta que las piezas mueren porque se pulverizan”, apuntó.

Indicó que esa acción se practica casi siempre de forma inconsciente y es frecuente en niños y adultos que se encuentran sometidos a tensión emocional o estrés.

“Aunque en el caso de los infantes que se encuentran en periodo de dentición mixta (en muda temporal), y es común que ocurra el “rechinido” de los dientes dado que la mordida toma su posición o alineación para realizar adecuadamente la función de la masticación”.

Expresó que el trastorno puede afectar a casi 30% de la población pediátrica, “en adolescentes, también puede surgir a consecuencia de niveles de ansiedad ocasionados por diversas situaciones como problemas o presiones en la escuela y familia”.

Manifestó que también es frecuente en personas con trastornos neurológicos, parálisis o con diagnóstico de Síndrome de Down.

Mencionó que lo más común es que el origen sean las tensiones y el estrés.

“Debido a que los pacientes no se relajan al dormir y no logran un descanso adecuado se contraen los músculos tanto de la cara como a nivel del cuello y la espalda de tal manera que al día siguiente al despertar la persona se encuentra agotada y adolorida”.

Subrayó que de este trastorno pueden desprenderse alteraciones severas en la articulación que rodea el hueso temporomandibular, dado que se produce una degeneración por el sobre esfuerzo que implica apretar la dentadura constantemente, lo que puede derivar incluso en perforación de cartílago articular.

Resaltó que pueden generarse alteraciones a nivel de oído y dolores de cabeza frecuente e intensos (cefaleas) focalizados en sienes, además de propiciar deformaciones a nivel de la dentadura ya que el desgaste es equivalente a “lijar” o “limar” los dientes.

Afirmó que lo anterior puede producir complicaciones en la masticación y a nivel maxilofacial que requieran de intervención quirúrgica para intentar revertir el desgaste o por lo menos evitar su progresión.

“Estas personas llega un momento en que ya no pueden abrir y cerrar la boca, cuando intentan hacerlo por ejemplo para bostezar puede escucharse como un tronido o un chasquido, hasta que se queda trabada la articulación temporomandibular y queda la boca abierta, y estas ya son degeneraciones que podrían sugerir cirugía”.

Destacó que aunque puede surgir de forma involuntaria durante el día al encontrarse bajo una situación estresante, un alto porcentaje de los pacientes tienen bruxismo mientras duermen y quienes están a su alrededor son quienes logran percatarse de esta anomalía.

“El paciente casi siempre acude a consulta cuando ya tiene un desgaste importante de la dentadura o problemas más severos como disfunción de la mordida, y la mayoría desconocía que padecía bruxismo o que el hábito de rechinar y apretar los dientes era perjudicial para la salud bucal”, subrayó. (Notimex)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: