Si tienes dudas antes de casarte, mejor evítalo

La incertidumbre antes de la unión, sobre todo entre las mujeres, predice mayores tasas de divorcio y una menor satisfacción.

16/09/2012 4:41
AA

Si tiene dudas, no las ignore, y mejor no se case. Esto es lo que sugiere estudio de Universidad de California-UCLA (EU), el primer estudio científico que ha analizado si las dudas que se suelen presentar antes de casarse a la mayoría de las personas son preludio de un matrimonio infeliz y de un divorcio futuro. Según los psicólogos de UCLA, cuando las mujeres tienen dudas antes de su boda, sus recelos son, a menudo, una señal de alerta sobre los futuros problemas del matrimonio.

El estudio, publicado en Journal of Family Psychology, demuestra que la incertidumbre antes de la boda, sobre todo entre las mujeres, predice mayores tasas de divorcio y una menor satisfacción marital. «Se piensa que todo el mundo tiene dudas prematrimoniales y que por eso no hay que preocuparse», señala dijo Justin Lavner. «Sin embargo, nosotros hemos encontrado que son comunes, pero no presagian nada bueno; de hecho, hemos comprobado que aquellas mujeres que tuvieron dudas antes de la boda duplicaban su probabilidad de divorciarse cuatro años más tarde que las esposas que las tuvieron, además de que su matrimonio era menos satisfactorio».

Por eso, señala este investigadores, «solo usted sabe mejor que nadie lo que va a hacer y, si se siente nervioso por ello, preste atención a eso. Merece la pena averiguar qué es lo que nos pone estás nerviosos».

Este curioso trabajo ha analizado a 464 personas recién casadas (232 parejas) durante los primeros meses de matrimonio y cada seis meses durante 4 años. En la entrevista inicial, cuando pregunto sobre sus dudas antes de la boda, el 47 por ciento de los maridos y el 38 por ciento de las mujeres, afirmaron que las habían tenido. dijo que sí; sin embargo, aunque que las mujeres tenían menos dudas. Éstas eran más graves y predictivas en cuanto a los problemas en la relación matrimonial.

Así, el 19 por ciento de las mujeres que reconocieron haber tenido dudas antes de la boda se divorció a los cuatro años; en el caso de los maridos dudosos, la cifra fue del 14 por ciento. En ambos casos era mayor que en aquellos que estaban más seguros -8 y 9% respectivamente-. En el 36 por ciento de las parejas, ambos dijeron no tener dudas: de éstos, solo un 6 por ciento se divorció a los cuatro años. Cuando ambos tenían dudas, la tasa de divorcio era del 20%.

La duda resultó ser un factor decisivo, independientemente del grado de satisfacción de los cónyuges con su relación, de antecedentes familiares de divorcio o del hecho de que hubieran convivido antes de la boda. Ya lo dijo Voltaire: «La duda es incómoda, la certeza es ridícula». (Con información de abc.es)

 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: