Si vas a un concierto, cuida tus oídos

La exposición frecuente a música alta en un concierto de rock puede causar la pérdida temporal auditiva en adolescentes.

28/05/2012 6:22
AA

Una persona que está expuesta constantemente a escuchar música alta, sea porque asiste a un conciertos de rock o por el uso constante y en volumen alto de su reproductor personal, puede estar en riesgo de presentar una pérdida auditiva de manera permanente, señala el Instituto de Investigación House.

Estas conclusiones derivan de un estudio que se realizó con adolescentes, a quienes se proporcionó entradas para asistir a un concierto de rock, los asientos estaban a unas 15 o 18 filas del escenario. A los muchachos se les dijo antes que podían proteger sus oídos y se les instó a usar tapones de goma durante el concierto.

El pequeño estudio que contó con la participación de 29 jóvenes, señala que 72 por ciento de los adolescentes reportaron una disminución en la audición después de asistir a un concierto de tres horas. Sólo tres utilizaron protección para sus oídos,

Este tipo de pérdida auditiva por lo general desaparece en un plazo de 48 horas, pero si ocurre de forma repetida, se puede desarrollar una pérdida auditiva permanente, explica la Dra. M. Jennifer Derebery, especialista de la Clínica House.

Una sola exposición al ruido estridente de un concierto o con un reproductor personal puede llevar a la pérdida auditiva. Si se trata de exposiciones múltiples al ruido por encima de los 85 decibeles, “las minúsculas células de pelo podrían dejar de funcionar y la pérdida auditiva puede ser permanente”, añadió la investigadora.

El grupo de investigadores midió el nivel de ruido al que se estaba expuesto en el concierto, con un calibrador de presión de sonido y encontraron que los decibeles variaban de 82 a 110 y eran de 98.5 dBA en promedio. El promedio fue mayor de 100 dBA durante 10 de las 26 canciones que tocaron.

Estos niveles, excedían los estándares de seguridad en el lugar de trabajo de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, que fija los límites de la exposición al sonido a partir de los 85 dBA.

Después del concierto, la mayoría de los participantes del estudio refirió que tenían una reducción sifnificativa en la prueba Emisiones Otacústicas por Distorsión de Producto, que revisa la función de las células en el oído interno. Esas células son críticas para la audición normal, y muy vulnerables al daño por la exposición prolongada al ruido.

De los jóvenes, el 53.6 por ciento de los adolescentes dijeron que no escuchaban igual de bien como antes del concierto, y 25 por ciento reportaron tinnitus, que es un zumbido en los oídos.

Aunque por lo general esas células se recuperan, los investigadores advirtieron que la exposición repetida al ruido estridente podría dañar la audición de forma permanente.

La investigación será presentada en la reunión de la Sociedad Otológica Americana y se publicará en la revista Otology & Neurotology.

Los especialistas señalan que se necesitan hacer más investigaciones para saber si los oídos adolescentes son más sensibles que los adultos y también indicaron que es necesario asegurarnos de que los niveles de sonido en los conciertos no sean tan estridentes como para provocar pérdida auditiva y daño neurológico en los adolescentes, además de en los adultos.

El estudio, presentado recientemente en una reunión de la Sociedad Otológica Americana (American Otologic Society), aparecerá en una próxima edición de la revista Otology & Neurotology.
(Con información de univision.com)   


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: