Siete claves para prevenir hemorroides

Las hemorroides son uno de los padecimientos que más afectan a las personas, pero también uno de los que menos se habla por vergüenza, pudor e incomodidad, por lo que no se acude a consulta médica, teniendo como consecuencia, el avance del problema. No tratar oportunamente las hemorroides o someterse a tratamientos que no estén indicados por especialistas, ocasiona que las venas sangren mucho, se hinchen, se pongan duras y dolorosas, donde la única solución es una intervención quirúrgica. La inflamación de estas pequeñas venas se debe a distintos factores que van desde el estreñimiento, sobrepeso o una debilidad congénita del tejido conectivo, aunque también pueden surgir por una mala alimentación y estilo de vida, los cuales se pueden modificar para prevenirlas. Por ello, es importante comer adecuadamente y mantener buenos hábitos como los siguientes: No utilices papel de baño con aromas fuertes o de colores. Al ir al baño, asegúrate de limpiar adecuadamente la zona anal. Incluye en tu dieta alimentos altos en fibra como las frutas, verduras o pan integral. Toma agua a lo largo del día. Lo ideal son dos litros. Evita comidas sazonadas, con grasas o picantes. Haz ejercicio, ya que además de mantenerte en forma, te ayudará a que tu función digestiva-intestinal trabaje óptimamente. No fuerces la evacuación ni permanezcas mucho tiempo esforzándote. Ante cualquier molestia como dolor, ardor o problemas para ir baño, acude inmediatamente con tu médico para que te brinde el tratamiento adecuado. (Con información de Frontera.info)

23/05/2016 1:42
AA

Las hemorroides son uno de los padecimientos que más afectan a las personas, pero también uno de los que menos se habla por vergüenza, pudor e incomodidad, por lo que no se acude a consulta médica, teniendo como consecuencia, el avance del problema.

No tratar oportunamente las hemorroides o someterse a tratamientos que no estén indicados por especialistas, ocasiona que las venas sangren mucho, se hinchen, se pongan duras y dolorosas, donde la única solución es una intervención quirúrgica.

La inflamación de estas pequeñas venas se debe a distintos factores que van desde el estreñimiento, sobrepeso o una debilidad congénita del tejido conectivo, aunque también pueden surgir por una mala alimentación y estilo de vida, los cuales se pueden modificar para prevenirlas.

Por ello, es importante comer adecuadamente y mantener buenos hábitos como los siguientes:

  1. No utilices papel de baño con aromas fuertes o de colores.
  2. Al ir al baño, asegúrate de limpiar adecuadamente la zona anal.
  3. Incluye en tu dieta alimentos altos en fibra como las frutas, verduras o pan integral.
  4. Toma agua a lo largo del día. Lo ideal son dos litros.
  5. Evita comidas sazonadas, con grasas o picantes.
  6. Haz ejercicio, ya que además de mantenerte en forma, te ayudará a que tu función digestiva-intestinal trabaje óptimamente.
  7. No fuerces la evacuación ni permanezcas mucho tiempo esforzándote.

Ante cualquier molestia como dolor, ardor o problemas para ir baño, acude inmediatamente con tu médico para que te brinde el tratamiento adecuado.

(Con información de Frontera.info)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: