Siete disciplinas japonesas para tener una vida saludable

Garantiza ese equilibrio interno y bienestar que promueve una mejor salud

20/06/2017 4:02
AA

Japón es uno de los países que destaca por su disciplina, nivel educativo, esperanza de vida y salud.

A su dieta equilibrada, se le añade un enfoque de salud basado en la prevención, en la necesidad de promover un estilo de vida saludable y en financiar las revisiones médicas periódicas en los entornos laborales para prevenir así el desarrollo de enfermedades crónicas, y detectar el cáncer en sus fases más tempranas.

Estas son algunas disciplinas que sigue el pueblo nipón:

1. Shiatsu o los puntos de presión

El Shiatsu o la digitopuntura no nos es desconocida en el mundo occidental.

Hablamos de esa medicina alternativa donde mediante las manos, dedos, codos y hasta con los pies se ejerce una presión graduable sobre puntos estratégicos del cuerpo.

2. Taiso para las articulaciones

Taiso es un tipo de gimnasia con una tradición de más de 800 años y que tiene como finalidad preservar la salud articular de las personas.

En ella se llevan a cabo ejercicios suaves que buscan una adecuada amplitud en el movimiento, para favorecer así la flexibilidad de las articulaciones.

Es un tipo de ejercicio muy relajado y terapéutico que ya se practica en muchos países occidentales.

3. La ceremonia del té

El té y la buena salud siempre van de la mano, tanto para los japoneses como para cualquiera de nosotros.

Sin embargo, cabe recordar que, para ellos, tomar el té es algo más íntimo, más espiritual y significativo de lo que puede parecer.

En realidad, el chanoyu o ceremonia del té es un camino, es una forma de honrar a los invitados, a la naturaleza y la propia mente, ahí donde alcanzar una adecuada paz interior.

Estos serían por tanto, los 4 objetivos de dicha ceremonia:

  • Alcanzar una buena armonía con uno mismo y la naturaleza
  • Propiciar el respeto hacia los demás
  • Favorecer la pureza de la mente
  • Conseguir tranquilidad y paz mental

4. La dieta sana

El hecho de que los japoneses se alimentan mejor que muchos de nosotros es algo que todos sabemos.

Los occidentales somos muy amantes de las frituras, de las grasas saturadas, las harinas blancas, los alimentos precongelados, procesados y de los dulces industriales.

Principios de la cultura japonesa para fomentar una dieta sana:

  • Porciones de comida más pequeñas en los platos
  • Aumentar el consumo de pescado, arroz, vegetales, frutas, algas, soya y té.
  • Importancia de que la comida sea fresca, dejando a un lado todo lo industrial
  • Aprovechar el caldo de los pescados y vegetales como base para preparar cualquier plato

5. Zen, una forma de entender la realidad

El budismo zen surgió en la India, después pasó a China, y sobre el siglo XIII, llegó a Japón.

Este término recoge en realidad varios conceptos e ideas:

  • Meditación
  • Contemplación
  • Aquietamiento
  • Concentración mental

El zen forma parte de diferentes áreas del día en el mundo nipón. Lo podemos ver en su decoración, arquitectura, en sus jardines e incluso en su forma de relajarse, de respirar y en su actitud.

Nos vendría muy bien, por ejemplo, poner en práctica media hora “zen”.

Para ello, basta con sentarse con las piernas cruzadas sobre un almohadón, respirar de forma profunda y con la espalda recta para, después, relajarnos y meditar.

6. Reiki, una terapia complementaria

El reiki busca sanar mediante las manos (sin tocar), canalizando la energía.

Se dice que fue el monje japonés Mikao Usui quien trajo este tipo de terapia a su pueblo después de pasar 21 días meditando en el Monte Kurama, en 1922.

No obstante, cabe recordar que la sanación por imposición de las manos tiene miles de años de tradición. Su llegada a Japón es algo más reciente y tiene, sin duda, cierta relevancia en la vida cotidiana de muchos japoneses.

7. Taiko, energía y vitalidad mediante el sonido

El taiko es un gran tambor.

Saber tocarlo, llevar el ritmo, saber ejecutar en compañía de un grupo cada cadencia, cada compás y movimiento refleja, sin duda, el resultado de una gran disciplina, mental y espiritual.

Es algo muy catártico, que tiene su origen en diversos rituales agrarios donde se buscaba marcar y amenizar el ritmo de trabajo.

También se hacía uso del taiko en épocas de guerra, para avisar de tormentas, incendios y otros eventos.

En la actualidad el taiko se ha extendido por muchos países a modo de espectáculo. Es muy llamativo, y practicarlo, como decimos, pone en marcha una gran concentración y dinámica corporal.

(Con información de Mejor con salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: