¿Para qué sirve el coma inducido?

Este procedimiento médico se aplica cuando el estado físico o neurológico del paciente es muy grave

25/01/2017 1:54
AA

Cuando una persona sufre un traumatismo cerebral, es decir una lesión en el cerebro por algún accidente o a consecuencia de una grave enfermedad, se altera su estado de conciencia y puede presentar cinco problemas: estupor, estado de coma, estado vegetativo persistente, síndrome de enclaustramiento y muerte cerebral.

En términos médicos el estado de  coma es  cuando el paciente esta inconsciente, no está receptivo y no puede despertar.

¿Qué es el coma inducido?

Pero hay ocasiones en que los médicos tienen que inducir a un paciente a el coma, lo hacen para salvarle la vida, cuando el estado físico o neurológico del paciente es muy grave.

Es un recurso que se aplica en caso de máxima necesidad, cuando es indispensable para mantener las constantes vitales del paciente o para realizar las operaciones médicas necesarias.

El coma inducido es un estado de inconsciencia profunda provocado por la administración de fármacos. El propósito es “desconectar” el cerebro y reducir el consumo de sangre, glucosa y oxígeno que necesita.

Este procedimiento se realiza cuando el paciente presenta una lesión que provoca un aumento de la presión dentro del cerebro o cuando se hará una neurocirugía de riesgo.

Cuando el paciente es inducido a un coma, permanece completamente sedado, su parte consciente del cerebro permanece totalmente desconectada, no responde a ningún estímulo.

¿Para qué sirve?

El coma inducido sirve para que la persona permanezca en un estado de inconsciencia, lo que permite reducir el dolor, facilitar la realización de otros procedimientos y provocar amnesia en el paciente, para que no recuerde lo que ocurrió durante el coma.

También permite que el cerebro siga trabajando para mantener las constantes vitales.

Razones por las que se induce al coma

  • Cuando existe un tipo de lesión grave u otro problema que cause aumento en la presión intracraneal.
  • En operaciones neurológicas en las que existe el riesgo de que el paciente pueda tener una insuficiencia de oxígeno en el cerebro.
  • Cuando el paciente necesita de ayuda de un aparato para poder respirar, situación que se da en casos de neumonía o pulmonía grave.
  • Para reducir el dolor y facilitar procedimientos médicos en personas que tengan lesiones muy graves o dolorosas.

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: