Six Flags ofrecerá disculpas a usuario

Tras la denuncia por discriminación contra una persona con síndrome de Down, el parque de diversiones optará por la inclusión social.

24/04/2013 10:31
AA

Carlos Omar Uribe es un joven de 21 años con Síndrome de Down. El pasado 4 de abril acudió al parque de diversiones Six Flags, en donde le impidieron el acceso a varios juegos mecánicos a pesar de que horas antes ya los había utilizado.

Mónica y su hijo se encontraron con la misma negativa en otros juegos, a pesar de que Carlos subiría acompañado de su mamá. Inclusive, los operadores pedían una “carta responsiva” que se emite antes de entrar al parque, requisito que nunca les fue notificado.

“Su hijo no puede pasar”, le indicó el operador del juego a Mónica Guzmán, madre de Carlos Omar, y al pedir una explicación el operador dijo: “No puede porque tiene síndrome de Down, tenemos políticas en el juego y no puede subir”.

Después de estos hechos, se abrió un caso de discriminación en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), mismo que firmó con Six Flags un convenio conciliatorio que exige a la empresa emitir una disculpa pública a Carlos Omar.

Por lo que desde hoy, Six Flags deberá garantizar el acceso sin ninguna restricción a personas con discapacidad a sus instalaciones y juegos, así como hacer modificaciones a su Guía de Seguridad y Accesibilidad, en la cual se reserva el derecho de determinar quién puede subir a un juego en función de limitaciones físicas o de otro tipo, indicó la Conapred.

Asimismo, advirtió que los servicios al público, brindados por los establecimientos mercantiles, están obligados a no establecer en sus criterios normativos y en las prestaciones de los servicios, “distinciones que permitan la discriminación”.

Lily Margolis, presidenta de Kadima, asociación que apoya el desarrollo de personas con discapacidad, dijo que por desinformación la gente ve al síndrome de Down como enfermedad; pero señaló que una persona con discapacidad intelectual “es igual que otra”, es decir, al subirse a un juego mecánico se emociona y grita, se divierte, y ello no afecta su salud.

Por ello, Conapred, junto con Margolis, seguirán al pendiente del cumplimiento de los puntos resolutivos del caso, ya que ellos coincidieron en que “el parque debe ayudar a integrar a las personas con discapacidad y no a limitarles el acceso”. (Con información de El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: