Sonrisas y sueños para combatir el cáncer

Sonriendo y cumpliendo sus sueños, los niños con cáncer llevan de una manera digna su enfermedad, indicaron los integrantes de Dr. Sonrisas.

04/02/2013 10:26
AA

De la inquietud de un grupo de jóvenes que desean dar apoyo a niños con enfermedades crónicas, como el cáncer, surge Dr. Sonrisas, un concepto que se dedica, precisamente, a llevar alegría a niños que están bajo un tratamiento difícil o bien que pueden estar cerca de morir.

Pedro Alvízar, coordinador de filiales de Dr. Sonrisas, explicó que ellos se encargan exclusivamente “de la parte anímica. Tratamos de equilibrar lo anímico con lo médico, porque está demostrado que la cuestión anímica es muy importante”.

“Cambiamos la expectativa de los niños cuando reciben la noticia del cáncer, porque no saben qué es, cómo lo tratarán, ni lo que viene”, explicó Alvízar, abundando en que se trata de que los niños lleven de una manera digna la enfermedad de la mano de la felicidad, “haciendo realidad su sueño. Cualquier experiencia que les cambie la perspectiva de vivir cambia la idea de que el cáncer es muerte”, afirmó.

Señaló también que uno de los programas de la fundación es cumplir el sueño de algún niño, “como conocer el mar, o a un futbolista, o un artista de la televisión, ése es el principal objetivo, y vienen aunados a otros programas que ayudan a hacer de la felicidad la mejor medicina para los niños”, explicó Pedro Alvízar.

En ese sentido, Alejandro Razo, vicepresidente de la misma asociación, explicó que además de cumplir el sueño de un niño hay otros programas como salidas con grupos de niños a parques de diversiones, “acompañados de voluntarios jóvenes que hacen conciencia de lo que el niño está viviendo”, además de kermeses, posadas en diciembre y el festejo del día del niño en abril.

Señaló que la idea es dar seguimiento al niño, “platicar con él, que no se sienta solo, porque muchos niños son del interior de la República Mexicana, vienen de comunidades rurales a tratarse al centro del país y no tienen con quien convivir. Entonces hay que darle a entender al niño que no está solo en esta etapa”.

Señaló que hay muchas reacciones positivas de parte de los niños, “porque reciben un trato especial, en donde es el foco de atención pero no por su enfermedad sino porque es su momento, hemos tenido historias increíbles, todos dejan cierta huella”, señaló Pedro Alvízar.

Por su parte, Alejandro Razo recordó la historia de una niña a la que le daban tres meses de vida y cuyo sueño era volar en globo y conocer un oso panda y, tras realizar el sueño, la niña mejoró notablemente en su salud, y “esto fue hace tres años. El médico señaló que ella ya no tenía programadas quimioterapias pero al volver a su casa las pidió de vuelta y salió adelante. Eso nos ayuda a seguir creyendo en lo que hacemos”.

Finalmente mencionaron que si bien no existe una edad límite para los voluntarios, sí piden cierto grado de madurez, toda vez que algunas de las situaciones son fuertes y un poco difíciles de comprender.

“Pero la convocatoria está abierta, admitimos a quien sea”, concluyeron.

www.drsonrisas.org
Facebook: Dr.Sonrisas.mx
Twitter: @DrSonrisasAC
Teléfono: 83 36 77 09


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: