Sordera de Beethoven definió su estilo musical

Beethoven dejó de tocar frecuencias y tonos musicales que ya no escuchaba, modificando así su estilo, dice un estudio.

21/12/2011 11:39
AA
La sordera podría ser considerada como uno de los peores enemigos de un compositor musical, sin embargo, Beethoven puede ser no sólo la excepción sino un caso asombroso, ya que después de comenzar a padecer de una sordera progresiva, el compositor originario de Bonn fue redefiniendo su estilo musical, de acuerdo con un estudio realizado por científicos holandeses y publicado en el último número del British Medical Journal.
 
Los investigadores realizaron un profundo análisis de ciertos elementos sus composiciones a partir de que el músico comenzó a perder el oído como los registros, el tipo de notas y la instrumentación.
 
De acuerdo con el estudio, Beethoven fue perdiendo la audición respecto a ciertas frecuencias musicales, las cuales iba utilizando menos hasta dejar de usarlas. 
 
“Al principio, la pérdida de audición empezó con las notas más agudas (…) A medida que la sordera avanzaba, Beethoven tendía a usar más las bajas y medias”, indican los autores del estudio.
 
Uno de los reflejos de la pérdida de audición de Beethoven, de la cual estaba más que al tanto, fue que el compositor primero escuchaba sus composiciones por medio de una trompeta especial para ello, y después se mandó hacer un piano con cuerdas más tensas para poder escucharlas. 
 
La verdadera razón de su sordera no era su constante exposición a los sonidos de su música sino a otra enfermedad, posiblemente la inflamación de sus intestinos, o bien sífilis, quedando completamente sordo en un lapso de 10 años, como señaló en su momento Jaume Rosset, director médico del Instituto de Fisiología y Medicina del Arte de Terrasa (Barcelona).
 
De acuerdo con el especialista, la progresión de la sordera provocada por la música evoluciona más rápido, de forma que más del 40 por ciento de los músicos tienen afectaciones en el oído a causa de su trabajo, y aunque no se quedan completamente sordos como Beethoven, sí comienzan a trabajar con frecuencias musicales que sí pueden identificar.
 
El problema, según el experto, es que al tratarse de una “sordera de progresión lenta, los músicos no se dan cuenta hasta que está muy avanzada y ya la audición perdida no se puede recuperar. Por eso recomendamos que los músicos expuestos al menos cuatro horas al día deben hacerse revisiones anuales”. 
 
Actualmente existen tapones de protección que reducen el ruido pero no la calidad de lo que están escuchando al momento de tocar a gran volumen. 
 
Finalmente, los especialistas indican que, en el caso de Beethoven, su sordera no sólo no interrumpió su carrera y sus composiciones, sino pudo haber sido parte de su genialidad, ya que de otra forma no habrían tenido ese estilo característico, mismo que le ha granjeado el título de ser uno de los compositores más importantes de la historia. (Con información de El Mundo)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: