Sordera súbita, consecuencia de no atender la gripe

Por lo general ocurre en un solo oído y los médicos advierten que es una emergencia médica

20/08/2018 3:47
AA
sordera súbita

La gripe puede parecer una enfermedad simple que no causa muchos estragos en la salud, sin embargo, no atender correctamente este problema podría derivar en sordera súbita, una condición que causa la pérdida parcial y rápida de la audición.

Por lo general ocurre en un solo oído y los médicos advierten que la sordera súbita es una emergencia médica que debe atenderse de inmediato para aumentar las posibilidades de recuperación.

>>Te puede interesar: Rinits alérgica, enfermedad que confundes con gripe 

Sordera súbita, consecuencia de no atender la gripe

Recientemente, se dio a conocer el caso de sordera súbita que sufrió Lewis Vaughan, presentador de la BBC.

El hombre relata que dejó de oír en su lado izquierdo a raíz de un resfriado, pero no le dio mucha importancia porque creyó que sería algo temporal y que desaparecería tan rápido como había llegado.

Sin embargo, el problema no desapreció y tras acudir al médico le dijeron que su pérdida casi total de audición era permanente e irreversible, no había nada que hacer.

La razón es que su tímpano había dejado de trabajar a causa de la infección y su nervio auditivo, que conecta el oído con el cerebro, se había rendido completamente.

sordera súbita

Los médicos dijeron que sufría de una sordera súbita, cuyo nombre médico es hipoacusia neurosensorial súbita.

Síntomas de sordera súbita

Quienes desarrollan este problema pierden parcialmente el oído con una sordera de al menos 30 decibeles. Suele presentarse en pacientes que nunca han tenido problemas auditivos, normalmente mayores de 40 años.

De acuerdo al Instituto Nacional de Sordera y otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD), la pérdida de audición de 30 decibeles causa que una conversación normal se escuche como si fuera un susurro.

Las personas pueden presentar síntomas en un solo oído como escuchar ruido o silbido permanente, conocido como tinnitus, además de vértigo y mareos.

sordera súbita

Muchos notan que tienen sordera súbita cuando se despiertan por la mañana. Otros lo notan al momento de hacer una llamada telefónica.

En cambio, algunos notan un fuerte sonido explosivo como “pop”, justo antes de que desaparezca su audición.

Al respecto, el presentador de la BBC relata que cuando se acostó en la cama la noche que le dieron el diagnóstico de la enfermedad, sintió un pitido con mucha fuerza en el oído que resultaba insoportable.

>>Síntomas de gripe en hombres son más fuertes 

Causas de sordera súbita

En muchos de los casos, no hay una causa exacta de sordera súbita, pero según datos de la NIDCD, algunas de las causas más frecuentes son:

Enfermedades infecciosas

Traumas y lesiones en la cabeza

Enfermedades autoinmunitarias

Medicamentos ototóxicos

Problemas de circulación de la sangre

Tumor en el nervio que conecta el oído al cerebro

Enfermedades y trastornos neurológicos como la esclerósis múltiple

Trastornos del oído interno

sordera súbita

Con un resfriado o una gripe, la misma infección que te da otros síntomas puede afectar al oído, causando una inflamación alrededor del nervio que transmite las señales auditivas al cerebro.

Esa inflamación comprime temporalmente al nervio, y causa pérdida de audición. Pero si esa pérdida no se trata, puede volverse permanente.

Cuando los nervios están comprimidos es como si se estuvieran ahogando, literalmente se van muriendo, y si el problema persiste se puede volver irreversible.

La diferencia entre una sordera neurosensorial súbita y una pérdida auditiva habitual asociada a una gripe o resfriado está en que la primera aparece de repente y afecta gravemente al oído, es peor que simplemente sentir cierto bloqueo o notar los sonidos como amortiguados.

Recuerda, si la pérdida auditiva persiste después de dos días se debe consultar con un médico.

Recomendaciones

Los especialistas recomiendan que ante un caso de sordera súbita, se inicie el tratamiento lo antes posible después del diagnóstico, incluso aunque se desconozcan las causas.

Este problema suele tratarse con la administración de corticoides sistémicos por vía oral y a veces de corticoides intratimpánicos, mediante inyecciones, para bajar la inflamación en el oído.

Aproximadamente la mitad de los pacientes con sordera súbita recuperan parcial o totalmente el oído de manera espontánea a la semana o dos de haberlo perdido.

Pero para algunos pacientes, como Jones, esa pérdida auditiva se vuelve permanente y necesitan empezar a usar prótesis o implantes.

Entre los factores que no favorecen la recuperación de una sordera súbita está la edad, (los pacientes más jóvenes y los de más edad son los más vulnerables al problema), el retraso en el inicio del tratamiento y la severidad de la pérdida auditiva.

>>Te puede interesar: Lo que no debes hacer al tener gripe 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: