¿Sufres dolor de espalda? Podrías tener lumbalgia

Médico te explica cómo identificar este tipo de dolor

04/05/2017 5:00
AA

¿Te pasa que cuando cargas algo pesado o te intentas levantar de la cama sientes un dolor insoportable en la espalda que te impide realizar cualquier cosa? Podrías padecer lumbalgia.

Casi todos experimentan o experimentarán lumbalgia en algún momento de sus vidas, este dolor puede variar de leve a severo y puede ser de corta o larga duración, explica el  Rolando Lozano, médico cirujano ortopedista con subespecialidad en cirugía de columna vertebral.

Añade el especialista que se estima que el 80% de la población puede padecer este tipo de dolor que está directamente relacionado con el sobrepeso y la obesidad.

Entiende a tu columna

La columna vertebral y cómo es qué funciona puede ayudarte a comprender por qué podrías sufrir de lumbalgia.

La columna está formada por huesos pequeños llamados vértebras, los cuales están ubicados uno encima del otro. Los músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales son partes adicionales de la columna vertebral. Estos huesos se conectan para crear un conducto que protege la médula espinal, la columna vertebral se divide en tres secciones que crean tres curvas naturales en tu espalda

  • Cervical: las curvas de la nuca
  • Torácica: área del pecho
  • Lumbar: el de la cintura
  • Sacro: la sección más baja de la columna

Factores de riesgo

Cualquier persona es candidata a padecer esta enfermedad o cualquier otra de la columna vertebral, no obstante hay factores que predisponen estas patologías como son el sobrepeso y la obesidad, así como el sedentarismo, sin olvidar la estrecha relación que existe entre el tabaquismo y el aumento de incidencia en casos como la osteoporosis.

Síntomas

El más frecuente es el dolor, la señal de alerta para saber que algo no está bien, sin embargo, el dolor puede llegar a mejorar hasta en un 80% de los casos con tratamiento conservador a base de analgésicos y relajantes musculares, así como el uso de medicinas.

Puede manifestarse también con cualquiera de estos síntomas

  • Dificultad para moverte: puede ser muy grave como para que te impida caminar o ponerte de pie.
  • Dolor que se expande por diferentes partes del cuerpo como ingle o la parte superior del muslo.
  • Espasmos musculares
  • Dolor si se toca el área afectada

Cuándo resulta necesaria una intervención quirúrgica

A partir de una historia clínica detallada  y un minucioso examen físico, se realizan estudios auxiliares del diagnóstico como los rayos X y la resonancia magnética nuclear y,  en casos seleccionados, los estudios electrofisiológicos nos darán un diagnóstico detallado de la patología del raquis.

“El manejo de la patología de la columna debe de ser siempre inicialmente en forma conservadora, cuando esta vía terapéutica no da resultado, es el momento de realizar estudios y decidir si podemos ayudar al paciente con una intervención quirúrgica” señala el Dr. Rolando Lozano.

“La cirugía de columna de mínima invasión (CCMI), es un procedimiento que se realiza mediante pequeñas incisiones, con el menor daño posible a las estructuras adyacentes a la columna tales como músculos, cápsula articular, ligamentos etc.”, subraya el Médico Cirujano Ortopedista con subespecialidad en cirugía de columna vertebral.

Prevención

Para evitar este padecimiento es bueno hacer ejercicio o mantenerte físicamente activo, evitar el sedentarismo, adoptar una actitud mental valiente al dolor y cumplir las normas destinadas a realizar las actividades cotidianas de forma que la espalda soporte la menor carga posible.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: