¿En qué casos se recomiendan los suplementos para bebés?

Los suplementos nutricionales solamente pueden ser recomendados por especialistas.

18/02/2019 12:42
AA
suplementos nutricionales para bebés

Son productos elaborados a partir de nutrientes y otros componentes presentes en los alimentos con el propósito de satisfacer las necesidades particulares de nutrición.

Los suplementos nutricionales para bebés no siempre son la mejor opción y tampoco son necesarios en todos los casos. Conoce la realidad detrás de los suplementos para bebés.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen más de 20 millones de lactantes con un peso menor a los 2500 gramos, de los cuales, el 96% se encuentran en países en desarrollo.

Estos lactantes de bajo peso al nacer tienen graves riesgos para su salud; tienen mayor riesgo de morbimortalidad neonatal.

Lo anterior es un ejemplo donde se pueden llevar a cabo intervenciones dirigidas a mejorar la alimentación de los lactantes de forma inmediata o a largo plazo.

También te sugerimos:Convulsiones en bebés, ¿qué hacer?

6 casos en los que se recomiendan los suplementos nutricionales para bebés

En ese sentido, la Food and Drug Administration (FDA), define a los suplementos nutricionales como productos elaborados a partir de nutrientes y otros componentes presentes en los alimentos con el propósito de satisfacer las necesidades particulares de nutrición determinadas por condiciones:

  • Físicas
  • Fisiológicas
  • Metabólicas específicas.

Al respecto, información de la Unidad de Nutrición del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico San Borja refiere que las indicaciones de suplementos nutricionales en pediatría, es decir, los 6 casos en que sí se recomendarían los suplementos, son los siguientes:

1.Ingesta deficiente de nutrientes. En casos de dietas especiales como dieta cetogénica, vegetariana o restrictivas, lactancia materna exclusiva prolongada o bien en situación socioeconómica deficiente.

2.Requerimientos aumentados. En casos de actividad física aumentada, prematuridad, situación de estrés metabólico, cirugía, quemados, politraumatismo o infecciones severas.

3.Pérdidas aumentadas. En casos de síndrome de malabsorción como fibrosis quística del páncreas, hepatopatías o enfermedad celiaca.

4.Falla de utilización. Enfermedades metabólicas o insuficiencia renal.

5.Interacción con medicamentos. Incluye casos donde se utilizan anticonvulsionantes, antibióticos, quimioterapéuticos, entre otros.

6.Prevención y tratamiento de enfermedades crónicas.

Te recomendamos:Modifican células del páncreas para producir insulina

Finalmente, es muy importante consultar con un pediatra y también con un especialista en Nutrición que son el personal capacitado para prescribir algún suplemento nutricional.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: