Té de guarumbo baja niveles de glucosa

Científico mexicano realizó pruebas a ocho personas con diabetes que bebieron el té y encontró que sus niveles de glucosa disminuyeron.

03/12/2012 4:24
AA

En México la diabetes mellitus tipo 2 afecta a más de 11 millones de habitantes, siendo una de las enfermedades con  más alta prevalencia en el país. En algunas zonas rurales, personas con esta enfermedad crónica controlan sus niveles de glucosa con té de guarumbo, un árbol de hojas extendidas de casi 20 metros de alto y que crece en regiones cálidas como Hidalgo, Puebla y Jalisco.

El profesor e investigador de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, Adolfo Andrade Cetto, partió del conocimiento empírico de diferentes comunidades nahuas, chinantecas y mayas. Ha indagado durante 20 años en modelos experimentales que tan eficaz es la infusión y su mecanismo de acción, para lograr el desarrollo de un fitofármaco avalado científicamente.
 
El biólogo egresado de la UNAM y doctor en ciencias por parte de la UNAM y el Instituto de Farmacia de la Universidad de Bonn, Alemania es un especialista en etnofarmacología, en donde se estudia las propiedades de las plantas medicinales y genera nuevos medicamentos a partir de ellas, haciendo una amalgama entre el conocimiento tradicional y el rigor científico.
 
“El té de hojas de guarumbo tiene un efecto hipoglucemiante similar al de la metformina, utilizado en tratamientos convencionales para el control de la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2”, señaló Andrade Cetto.
 
Los seres vivos necesitamos de la glucosa en todo momento ya que está involucrada en procesos básicos como la respiración, el movimiento y el pensamiento. Hay dos maneras de obtenerla: con los alimentos y con el hígado, el cual provee de esa sustancia a las células en los periodos en que no ingerimos alimentos.
 
El proceso de experimentación comenzó cuando Andrade Cetto se interesó por el guarumbo el cual se utilizaba en comunidades rurales y en mercados para controlar la diabetes. “En el doctorado en Alemania decidí analizar la planta e identifiqué los dos principios activos más abundantes, los aislé, comprobé que no tenían toxicidad y se diseño el estudio con pacientes”, comenta el investigador mexicano.
 
En la primera etapa de la investigación, se llevo a cabo experimentos en ratas diabéticas para comprobar el efecto hipoglucemiante, “Se les da un extracto acuoso de la hoja, similar a un té medicinal”, explicó Andrade Cetto. “El resultado es que baja el nivel de la glucosa”, indica.
 
Hace 8 años, el investigador estableció una colaboración con Cristina Revilla Monsalve, del Centro Médico Siglo XXI del IMSS. “Colaboramos con médicos del IMSS que proporcionaron a ocho pacientes con diabetes tipo 2; tomaron durante 66 semanas el té que hice con la preparación normal, ya que el mecanismo de acción tiene un efecto a largo plazo, y también se controlaron los niveles de glucosa”.
 
Después de la publicación de los resultados científico sobre el funcionamiento de los dos principios activos de la planta para controlar la glucosa, el autor del estudio busca financiamiento para la patente de un novedoso método de extracción y de acción de la planta. “Ya tenemos la forma d extracción, pero no estamos en trámite de patente por fala de dinero. Ese proceso permitiría a la UNAM sea propietaria de toda la investigación”, aclaró. 
 
“Para hacer un puente entre el consumo tradicional de la herbolaria y la etnofarmacología, tenemos que sentar las bases científicas, proporcionarlas a la ciencia médica y evitar la automedicación. En México hay que entender que las plantas no son inocuas e incluso son tóxicas”, finalizó.
(Fuente: UNAM)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: