¿Tú donarías tu cerebro?

Coordinador del Banco Nacional de Cerebros señala explica que gracias a la donación se pueden estudiar enfermedades neurodegenerativas.

10/06/2015 1:15
AA
El coordinador del Banco Nacional de Cerebros, José Luna Muñoz, llamó a la ciudadanía a donar sus cerebros a esta institución, dependiente del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), para apoyar el análisis de enfermedades neurodegenerativas, sobre todo el Alzheimer.
 
A partir de hoy se exhibe en el Museo Túnel de la Ciencia del Sistema de Transporte Colectivo Metro la exposición “Banco Nacional de Cerebros, Una nueva vida para un cerebro”, el experto reconoció que a corto plazo no se prevé que surja una cura para ese mal, pero sí se labora en la búsqueda de un método de diagnóstico temprano.
 
Advirtió que hace unos seis o siete años se consideraba que existían unos 350 mil mexicanos con este padecimiento; hoy se calcula que son un millón.
 
El experto abundó que sí hay muchas cosas que se pueden y deben hacer, como prevenirlo y, en el campo de la medicina, lograr una detección oportuna y crear nuevos medicamentos que no causen dolor ni consecuencias adversas.
 
A su vez, José Figueroa Gutiérrez, neurocirujano y profesor de la Facultad de Medicina de Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Iberoamericana, expuso que es crucial investigar las enfermedades neurodegenerativas, ello porque la población está en franco envejecimiento y, a futuro, se convertirán en las principales.
 
Al hablar durante la inauguración de la exposición, que estará abierta todos los días de las 9:00 a las 18:00 horas durante los próximos dos meses, Luna Muñoz dijo que todos pueden ser donadores, tanto los enfermos como los que no tienen alteraciones neurológicas aparentes.
 
Esto es importante por diversos motivos, que incluyen el hecho de que cuando el cerebro de un familiar es estudiado, puede conocerse de mejor manera si su enfermedad estaba relacionada o no con la genética.
 
A nivel mundial, dijo, lo que hoy se busca es un método de diagnóstico, que hoy es muy complicado, porque cuando una persona se presenta con “pequeños olvidos” con el médico es porque 20 años atrás ya se echó a andar esta maquinaría de degeneración de las neuronas. Esta acumulación es lo que genera la demencia.
 
“Han pasado ya 100 años de la primera descripción de este mal, y aún no se tiene claro qué es lo que lo desencadena. Sabemos realmente que proteínas están alterando, pero no qué desencadena esta alteración”.
 
El Alzheimer no es curable, pero se ha hecho mucho hincapié en generar una plasticidad neuronal para su prevención: ello, con ejercicios mentales como lectura, ejercicio físico, aprendizaje de instrumentos, y practicar juegos de mesa, entre otros.
 
Añadió que a quienes padecen ese mal se les dan medicamentos, porque padecen daños colaterales como la depresión o la ansiedad, porque en sus etapas tempranas se dan cuenta de la pérdida de memoria que sufren y hacia dónde va.
 
“No hay medicamentos que curen la enfermedad, pero sí hay algunos que le dan mejor calidad de vida. También se les dan fármacos que pueden favorecer la comunicación entre las neuronas que funcionan aún”.
 
El Banco Nacional de Cerebros estableció que es una esperanza en el estudio y entendimiento de la patología; en la búsqueda de alteraciones mucho más tempranas que se involucran en la degeneración y, muy importante, en un método diagnóstico temprano.
 
Figueroa Gutiérrez agregó que la exposición está encaminada a fomentar la donación de órganos en enfermedades degenerativas; se presenta el aspecto anatómico de cómo está constituido un cerebro; y cómo se lleva a cabo el proceso de la memoria. Está encaminada al conocimiento del cerebro. (Con información de Cinvestav y Notimex)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: