¿Qué tan peligroso es el arañazo de un gato?

Son los reyes de la casa, pero en estos seres adorables y peludos también se esconde un foco de infecciones y enfermedades

04/10/2016 11:08
AA

El rasguño de un gato puede provocar enrojecimiento y dolor e inclusive dolor de cabeza, fiebre y ganglios linfáticos inflamados.

Son los reyes de la casa, pero en estos seres adorables y peludos también se esconde un foco de infecciones y enfermedades. Una reciente investigación ha puesto de manifiesto algunos de los peligros que pueden portar los gatos si te muerden o arañan.

La enfermedad por arañazo, así denominada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU (CDC, por sus siglas en inglés), tiene complicaciones más graves de lo que los médicos e investigadores pensaron en un primer momento, según alertan desde este organismo.

Esta infección la causa una bacteria llamada Bartonella henselar que se transmite entre gatos por las pulgas. “Alrededor del 40% de los gatos son portadores de B. henselae en algún momento de su vida, aunque la mayoría de los gatos con esta infección no muestran signos de enfermedades. Los gatos menores de 1 año son más propensos a tener la infección y a transmitirla a las personas, asegura el CDC en su nuevo informe. El contagio se produce por arañazos, mordeduras, o permitiendo a los gatos lamer una herida abierta.

Para identificar con cuanta frecuencia se produce esta enfermedad, los investigadores analizaron minuciosamente los datos de las reclamaciones de seguros de salud en EE.UU entre 2005 y 2013. Aunque la enfermedad es “extremadamente rara”, descubrieron que habían aumentado las posibilidades de enfermar entre aquellas personas que estaban infectadas.

Además de un envejecimiento y dolor de la zona infectada, otros efectos secundarios que puede provocar esta enfermedad son dolor de cabeza, fiebre y ganglios linfáticos inflamados. Según este informe, alrededor de 12,000 personas son diagnosticadas cada año en EE.UU con la enfermedad por arañazo de gato y 500 requieren hospitalización.

Para evitar contraer esta enfermedad, desde el CDC recomiendan lavarse las manos después de jugar con un gato, mantener a estos animales en el interior de la casa y desparasitarlos dos veces al año.

(Con información de 20 minutos)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: