Tantra, camino a una sexualidad plena

Cuerpo, espíritu y mente confluyen en esta tradición que busca la máxima expresión del placer como una herramienta de crecimiento personal.

14/02/2011 8:12
AA

La sexualidad es parte fundamental de la estabilidad emocional en todo ser humano, es básica en  su sana convivencia con su pareja, familia, e incluso en sus relaciones interpersonales con amistades y compañeros de trabajo; sin embargo, no es fácil para todos alcanzar este equilibrio, lo cual no significa que no haya solución, por el contrario, para desarrollarnos plenamente en este ámbito de nuestras vidas contamos con el tantra.

En entrevista con SUMEDICO Radio, el terapeuta holístico Salvador Martínez explicó que el tantra es una corriente filosófica que data de 5 mil años antes de Cristo, surgida en la región de Cachemira, India;  basa todo su centro en la expresión del placer como una herramienta para el crecimiento espiritual

“La parte sexual es  muy importante –explicó- porque es el mayor placer y tan es así que es la forma en que el hombre y la mujer se funden en uno solo y dan un nacimiento, el surgimiento de un nuevo ser; es el big bang que dio origen al universo”.

Pero el tantra, añadió, no es  la sexualidad sólo en el aspecto físico, por el contrario, es muy integral pues abarca las emociones físicas,  espirituales, mentales, “busca la liberación de mitos, de situaciones aprendidas de nuestra cultura judeo cristiana que es represora de los sentimientos sexuales, nos permite ver algo natural, para el tantra el sexo es sagrado, el sexo es la divinidad misma porque lo más sagrado es nuestro cuerpo, en su valía física, expresión corpórea y en todo lo que nos permite vivir, disfrutar, liberar de todas las tensiones”.

El especialista aclaró que en las sesiones de tantra  no se van a registrar encuentros sexuales, por el contrario, no existen estos precisamente para no violentar la cultura personal; lo que se imparte en este tipo de encuentros es:

  • Yoga, para canalizar la energía
     
  • Meditación, a fin de lograr una conexión espiritual
     
  • Dinámicas de contacto, para abrir la sensibilidad de nuestros cinco sentidos.

A partir de ello, apuntó, es posible abrir nuestra vida para aprender a disfrutar de las cosas sencillas, porque la finalidad del tantra es permitirnos entendernos a nosotros mismos y a partir de ello a nuestra pareja.

Bajo este precepto, Salvador Martínez invitó a todas las personas a participar de una sesión de tantra, “yo les podría decir que se den permiso, vivimos en un sociedad que es muy rígida, donde todo nos imponen, desde niños no nos daban permiso y después de grande no nos damos permiso, las dinámicas no van a  transgredir principios fundamentales de su esencia cultural o religiosa, pero sí les van a permitir abrir un sentido, una vista, un pensamiento más allá de lo que conocen”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: