¿Te dejaron por otro? ¡Te están haciendo un favor!

Estas rupturas son positivas porque ayudan a crecer como persona y aportan aprendizaje

08/06/2016 4:03
AA

“No te preocupes, te hizo un favor. Vas a estar mejor así”, ¿Te suenan esas palabras? Pues eso es lo que todos hemos dicho o escuchado cuando nuestra pareja o la de algún amigo se va por estar con alguien más y aunque es un recurso para hacer sentir mejor la persona, la ciencia indica que esto sí es cierto.

Un estudio publicado en The Oxford Handbook of Women and Competition, plantea que este tipo de rupturas son positivas porque ayudan a crecer como persona y aportan aprendizaje que puede ser de utilidad con futuras parejas.

“Tras una ruptura nos toca centrarnos en nosotros mismos, no hay otra alternativa: toca escucharnos, analizar la situación, hacer autocrítica y pensar en qué queremos y qué debemos buscar la próxima vez. Todo este conocimiento emocional nos llevará a un crecimiento, a saber con más certeza quiénes somos y qué queremos”, explica Núria Jorba, psicóloga especialista en sexualidad.

Añade que una separación de este tipo es más desgarradora que una donde se termina sin que haya un tercero involucrado debido a que se vive un engaño y traición, lo que afecta la autoestima y seguridad personal.

Indica que terminar la relación por otra persona, no es hacer un favor, sino que el beneficio se obtiene cuando se asimila la situación, sé es consciente de lo ocurrido, se aprende y se tiene claro que esto no tiene por qué pasar de nuevo.

“En general, esta clase de engaños es un intento de satisfacer necesidades no cubiertas. Por ejemplo, evadir problemas de la relación, una necesidad por sentirse deseado, miedo a dejar la relación actual y hacer daño o a no encontrar el cariño y afecto necesarios en la relación oficial”, explica Lara Castro, también psicóloga y sexóloga.

Cuando esta situación se presenta, Jorba recomienda no precipitarse en tener otra relación ni aplicar el famoso dicho “un clavo saca a otro clavo”. Lo mejor es darse un tiempo a solas.

“Uno de los errores más comunes es empezar una relación al poco tiempo de haber terminado otra, porque en ese instante estamos evitando afrontar la ruptura, el duelo y, sobre todo, la soledad”, subraya.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: