Temazcal, evocación sana del pasado

Especialista en temazcalli detalla para lectores de SUMEDICO, diferentes tipos de esta práctica y sus aplicaciones estéticas.

13/01/2013 12:18
AA

El temazcalli o temazcal, es un baño a base de piedras calientes, en México se desarrollo por parte de los aztecas, pues era considerado como un método para la depuración física y mental, comentó Salvador Martínez García (*), terapeuta holístico, director del centro Convivencia Holística. Ante la pregunta ¿De cuándo remonta el uso del temazcal?

En México la estructura principal es en forma semicircular, en forma de vientre, que remonta hacia el origen de la madre naturaleza, y que contiene los cuatro elementos de la naturaleza en sus componentes, agregó.
 
Explicó Martínez que para su funcionamiento se meten las piedras candentes, símbolos de la madre tierra y del elemento fuego, las cuales generan calor y vapor, gracias a un té de hierbas —representante del elemento agua—. Por último, el aire está presente por sí mismo, responsable de la combustión y transmisión del calor.
 
Advirtió que cualquier persona puede entrar al temazcal, siempre y cuando no se encuentre en situación de crisis, ya sea emocional o física. Porque el estado del individuo es muy débil y puede haber alguna complicación mayor.
 
En cuanto a sus variantes, existen dos diferentes tipos:
El estilo ceremonial, que trata de emular lo que se ha podido rescatar a través de la herencia verbal de su proceso, haciendo participe a quien lo toma, a un acercamiento del pensamiento mágico religioso de la época prehispánica. Asimismo, intenta hacerlo entrar en tranquilidad consigo mismo mediante la meditación.
 
El terapéutico, intenta ser un complemento para la resolución de problemas físicos, mediante la infusión de hierbas con las que se alimentan el citle (que es donde se pone las piedras). Basados en que mediante la sudoración se eliminan toxinas innecesarias para del cuerpo.
 
Por lo general es una veintena de hierbas las que se utilizan para este tipo de terapias, de las cuales doce son consideradas hierbas base, y sólo ocho son las que varían, señaló Martínez.
 
Dentro de las docena de hierbas que se utilizan de manera básica, para alimentar el temazcal, se encuentran: el romero; hierba aromática que ayuda para el aspecto muscular y respiratorio, el eucalipto; que ayuda a refrescar y descongestionar las vías respiratorias, alcanfor; que da olor intenso, muitle, hiedra, manzanilla, santa maría, sábila, albaca, árnica, Eucalipto y Ruda, comentó.
 
En cuanto a la temperatura, Martínez refirió que depende del temazcal y su guía, pero por lo general supera los 40 grados. Ya que aunque existen de intensidad mayor, para el público en general se manejan temperaturas soportables, para que tengan el tiempo suficiente para relajarse.
 
“Es un buen método para alejar el estrés, mientras se siente el vapor recorriendo el cuerpo, es un lugar propicio para despreocuparse y disfrutar de las sensaciones que nos brinda”, enfatizó.
El tiempo de estancia, va a depender de la reacción de cada individuo, además del guía temazcalero que tan preparado este para identificar cuando una persona debe retirarse del lugar, sin que haya un efecto negativo, agregó. 
 
Uso estético
Para las recién paridas, existen terapias de reafirmante, comento Martínez, en donde después de un baño de temazcal, se da un masaje con extracto de plantas, en donde se desataca el romero, por sus propiedades cono reafirmante, acompañado de una apretada con rebozo, esto con el fin de ayudar al restablecimiento de los huesos de la cadera que se expanden durante el parto, a su forma natural.
 
Asimismo, se puede dar un tratamiento complementario para varices, que consiste en 8 a 6 sesiones de temazcalli, donde se ponen las piernas hacia arriba durante el baño, para ayudar a la circulación de la sangre, y posteriormente a su término se da un masaje ligero. Terapia que se puede utilizar siempre y cuando no se presenten ulceración varicosa, ya que puede surgir alguna complicación, indicó.
 
Por último, Martinez expresó que, “El temazcal, es un respiro de vida para reencontrarnos con nosotros mismo, ya que brinda un momento de armonía, de relajación, es una inyección de energía, para poder enfrentarse de nuevo al tráfico, estrés, y demás sucesos que nos debilitan física y mentalmente”.
 
(*) Salvador Martínez García
Terapeuta holístico y temazcalareo.
convivenciaholistica@hotmail.com
Tel: 5033 5233
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: