Tener una cabellera saludable no es complicado

Primero tienes que identificar que tipo de cabello tienes para poder darle el tratamiento adecuado, aquí te enseñamos qué hacer.

17/01/2011 7:56
AA

Lacio, chino, quebrado, delgado, medio, grueso, graso, seco o mixto son los tipos de cabello que podemos tener y cada uno tiene un cuidado específico para poder lucir fenomenal y demostrar que está sano.

En entrevista con SUMEDICO, el estilista profesional Javier Hernández, indicó que para tener los resultados óptimos en un cabello, lo primero que tiene que hacer una persona es identificar el tipo de cabello que tiene.

Hacerlo es sencillo, no necesitas ir a consulta profesional, tan sólo observar unos signos. Tu cabello es delgado o fino si “se quiebra con facilidad y se maltrata rápidamente, un cabello medio tiene a ser un poco más dócil y un cabello grueso, es más pesado, más resistente y tiende a irse hacia abajo” afirma el especialista del cabello Javier Hernández.

Ahora un cabello graso es aquel que a simple vista se ve con exceso de grasa y va de raíz a puntas, un cabello seco se nota más quebradizo y con poca vida, mientras que el cabello mixto tiende a lucir graso en la raíz y seco en las puntas.

“Un cabello seco genera más orzuela que uno normal”, dice el especialista. Sin embargo todo tiene solución. Una vez identificado el tipo de cabello es necesario saber qué productos utilizar y cómo peinarse. Escucha al especialista en este video.

Javier Hernández dice que lo mejor siempre es utilizar productos profesionales por el concentrado activo que tienen, sin embargo no siempre es sencillo conseguirlos o ir diario a una estética, por eso es importante leer las etiquetas de los productos comerciales y ver que efectivamente es lo que nuestro cabello necesita y no sólo creer en los anuncios.

Cabello graso

El champú ideal para este tipo de cabello es aquel que tiene más sulfatos y químicos para aminorar la producción de grasa del cuero cabelludo, pero tampoco tantos en los que el cabello se sienta más agredido y produzca más grasa. Este tipo de cabello debe lavarse diario.

Cabello seco

Este tipo de cabello de preferencia no debe ser lavado diario para evitar resecarlo más con el cloro del agua y los químicos del champú.

Lo mejor es elegir productos de limpieza nutritivos, es decir con más sustancias naturales que aporten beneficios al cabello y lo menos posible de sulfatos, éstos son los productos espumantes, para un cabello seco mucha espuma no es lo ideal, porque lo reseca aún más.
Asimismo deben de evitarse los productos con mucho aroma o perfumes, se debe elegir el champú más neutro posible, y no productos tan cremosos que sólo tienen más químicos.

El modelado del cabello

Este tipo de productos son muy buenos, especialmente si usamos planchas, secadoras o tenazas. Es necesario usar productos con protección térmica, si nos exponemos mucho a la luz del sol debemos usar uno con protección solar.

El corte

Para conservar un cabello sano es recomendable cortarlo cada mes y medio o dos meses. Si lo que quieres es que crezca, Javier Hernández dice que lo mejor es sólo recortar las puntas para eliminar orzuela y lo más de cabello maltratado posible.

O si se quiere una forma en particular, después de ese despunte ya se opta por la forma deseada.

“El corte de cabello además de darle forma y una mejor presentación, nos permite eliminar el cabello más viejo conservando siempre el más saludable”, afirma el especialista del cabello.

Rutina diaria de cuidados

El especialista explicó a SUMEDICO que para poder tener un cabello sano y por consecuencia luzca bien es necesario primeramente lavarlo con el champú indicado a cada tipo de cabello, recordando que los productos más neutros, con menos espuma, menos aromas y menos cremosos son los mejores.

Después sigue el acondicionador o tratamiento capilar, este producto será el que hidrate al bello, estos sí serán más cremosos. Y se debe recordar que siempre deben enjuagarse bien.

Finalmente el secado con una toalla para eliminar el exceso de agua. Y una vez con el cabello húmedo ya se procede a usar cremas para peinar en cantidades moderadas o espuma modeladora con baja cantidad de alcohol.

Antes de acostarte, Javier Hernández te recomienda peinarte el cabello siempre, “tal y como hacían las doncellas de la antigüedad”, pues esto permite aprovechar el lubricante natural que produce el cabello hasta las puntas, evitando que éstas se resequen más de la cuenta.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: