Terapia génica ayuda vs. tumores cerebrales

El tratamiento consiste en la inserción de genes funcionales que el paciente no tiene dentro de su genoma.

26/08/2013 9:09
AA

La terapia génica es utilizada por los científicos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) con el propósito de inhibir la actividad de células tumorales del glioblastoma –tipo de tumor cerebral primario frecuente-. Esos genes sustituyen aquellos mutados o dañados con lo cual se espera un efecto benéfico en el paciente. 

 “Cuando los resultados a los tratamientos tradicionales no son favorables se puede recurrir a esta práctica de la cual aproximadamente el 65 por ciento de los protocolos clínicos de terapia génica corresponden a tratamientos de carcinomas” declaró el doctor José Segovia Vila, investigador del Departamento de Fisiología Biofísica y Neurociencias del Cinvestav.

El Cinvestav ya está experimentando con la terapia génica: “se logró una proteína mutada la cual fue liberada al medio eliminando así las células tumorales. Lo primero es detectar a estos tumores con ayuda de células troncales, ya localizadas se secreta esta proteína”, detalló.

Esta es otra alternativa ya que hasta el momento lo más común para erradicar los glioblastomas además de la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

Hay dos formas de actuar con la terapia génica: la denominada ex vivo en donde se toman células que pueden provenir del mismo paciente, otra persona o de líneas celulares modificadas genéticamente en el laboratorio y con ellas se trata al paciente; o bien, con in vivo, lo cual consiste en aplicar el gen terapéutico directamente en el paciente y tenga efecto en sus propias células.

En un primer momento, la terapia génica fue diseñada para aplicarse a enfermedades hereditarias digiriendo y sustituyendo aquellos genes que no trabajaran correctamente, explicó el doctor Segovia.

“Los conocimientos de las bases genéticas y moleculares de las enfermedades han avanzado mucho, gracias a esto, ahora se puede sustituir o recuperar la función de genes defectuosos, considero que a nivel internacional la terapia genética es favorable gracias a los nuevos mecanismos de seguridad en el desarrollo y uso de diversos vectores, en particular de los virales”. 

En el caso del Parkinson. Es útil puesto que ayuda a recuperar el neurotransmisor con ayuda de células productoras de factores neurotróficos que protejan a las neuronas de un daño eventual relacionado con el proceso degenerativo.

“En México hay pocos protocolos clínicos desarrollándose al día de hoy, las aplicaciones irán en aumento por el gran interés que hay en ello. Por el momento, en Estados Unidos hay una investigación enfase clínica 2 el cual consiste en sobreexpresar una enzima en el núcleo subtalámico para regular la función alterada de la sustancia negra”, finalizó.

El Doctor José Segovia Vila es Licenciado en Química (UNAM, 1984). Maestro en Investigación Biomédica Básica (UNAM, 1987), Doctor en Ciencias (Universidad de Georgetown, 1990). Entre sus reconocimientos destaca con el premio “Dr. Luis Gallardo Ayala”, otorgado por la Asociación de la Enfermedad del Huntington y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). (Fuente: CINVESTAV) 

 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: