Terapias con animales, efectividad comprobada

La interacción con animales disminuye el estrés y ansiedad; es recomendable para niños y adultos explicó especialista a SUMEDICO Radio.

06/06/2011 8:58
AA

Los beneficios de terapias con animales están científicamente comprobadas y son a favor tanto de niños como de adultos y personas de la tercera y hasta cuarta edad (después de los 80 años), afirmó en entrevista con SUMEDICO Radio el médico veterinario zootecnista Edgar Islas Calderón. Delfinoterapia, sus ventajas. Video

Esta disciplina surge en 1962, pero es relativamente nueva en México; se da como una casualidad, comentó el especialista

Boris M. Levinson, terapeuta estadounidense de problemas de lenguaje y conducta infantil,  no tenía dónde dejar a su perro por lo que normalmente lo llevaba a su consultorio y se dio cuenta de que muchas veces las terapias con los menores tenían un resultado más rápido cuando su perro interactuaba.  A partir de esta experiencia publica el libro “El perro como co-terapueta”, por lo que se le considera fundador de la terapia con animales.

Al paso del tiempo se han desarrollado más y mayores investigaciones científicas, comprobándose que tan sólo con acariciar a un perro o gato, el pulso cardiaco disminuye, e incluso la presión arterial mejora si se acaricia continuamente a una de estas mascotas. La terapia con animales también es sumamente útil en casos de problemas de movimiento.

Hay también beneficios a nivel emocional, pues la interacción con animales disminuye el estrés y ansiedad, incluso en situaciones emocionales que enfrentan los niños como es la separación de los padres; en el caso de los adultos por presiones laborales; o en el caso de las personas de la tercera edad cuando sufren de abandono.

Otra ventaja en el uso de animales, es que un perro, gato, delfín o caballo, no representa ninguna barrera a nivel psicológico con el paciente y, partir de ello, el terapeuta puede tender un puente de comunicación no verbal afectiva y sensorial, abriéndose así otras líneas de lenguaje específico.

Existen dos tipos ramas de la terapia con animales, agregó Islas Calderón:

Terapia asistida con animales.- Uso de un animal de compañía  o de estima  dentro de un proceso terapéutico específico, asesorado por dos profesionales, uno de la  salud y comportamiento animal y de la salud humana.

Actividades asistidas con animales.- Programa de visitas y de convivios de personas  con animales

La diferencia básicamente entre ambos, apuntó,  es el alcance de la actividad, el de terapia asistida es más corto.

Animales que ayudan:

Caballos (equinoterpia).- Se aplica  primordialmente en niños con movilidad limitada, problemas de aprendizaje, lenguaje, así como  autismo

Delfines (delfinoterapia).- Es sumamente útil en casos de autismo y de lenguaje; innovadoras corrientes terapéuticas la aplican también en caso de menores con cáncer, basándose en la hipótesis de que al comunicarse estos animales a través de  ondas sonoras,  pueden activar niveles energéticos y disminuir la gravedad de ciertos padecimientos. 

Perros y gatos (mascoterapia).– Son auxiliares en los tratamientos de alteraciones emocionales, inadaptación social, problemas psicomotrices como niños o adultos con movilidad limitada, entre otros.

 Otra área trascendente en la terapia animal, finalizó Edgar Islas Calderón, es la de asistencia a personas invidentes o con capacidad auditiva comprometida.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: