Termómetros de hospitales transmiten hongo mortal

Tiene la capacidad de ingresar al torrente sanguíneo.

30/04/2018 3:47
AA
termómetros

Este hongo tiene la capacidad de ingresar al torrente sanguíneo y diseminarse por todo el cuerpo para causa infecciones graves.

Nuevas investigaciones señalan el peligro de contaminación por hongos debido al uso de termómetros de manera habitual en hospitales.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), refiere que para medir la temperatura es necesario recurrir a instrumentos que tengan la propiedad de modificarse a distintas temperaturas.

Ejemplo de ello es el termómetro de uso común, un dispositivo que posee un sistema termodinámico.

Este tiene la propiedad de variar proporcionalmente con la temperatura de forma repetible y reproducible.

Te recomendamos: OCDE: México, 1er lugar en abuso sexual y violencia a menores

Termómetros de hospital, ¿un riesgo para la salud?

En ese sentido, en los hospitales, una primera estrategia es medir la temperatura de los pacientes.

Altas o bajas pueden ser significativas en el diagnóstico de determinadas enfermedades.

Al respecto, nuevas investigaciones realizadas por especialistas británicos revelan que el uso de termómetros puede ser el vehículo de transmisión de Candida auris.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) refiere que las instalaciones sanitarias en varios países han reportado la presencia de Candida auris, causante de enfermedades graves en pacientes hospitalizados.

¿Cómo actúa? Este hongo tiene la capacidad de ingresar al torrente sanguíneo y diseminarse por todo el cuerpo para causa infecciones graves.

El riesgo. Este hongo no suele responder al tratamiento con antimicóticos comunes, lo que resulta en un tratamiento complicado.

Los investigadores refieren que los distintos dispositivos que se utilizan para medir la temperatura en la axila y que son compartidos por los pacientes pueden trasmitir el hongo que es diagnosticado en los pacientes que han estado por varias semanas hospitalizados.

El hongo puede infectar las heridas, oídos, aparato urinario y sangre. Puede ser mortal.

Fue en 2015 cuando uno de los brotes más grandes ocurrió en las unidades hospitalarias de la Universidad de Oxford y encontraron que por lo menos el 86% de los pacientes  que ingresaron a la unidad tenían diagnóstico de C. auris y se habían utilizado termómetros.

También te sugerimos: Medicamentos para reducir colesterol aumentan resistencia a antibióticos

“Esto refuerza la necesidad de investigar cuidadosamente el medio ambiente, y en particular el equipo de pacientes multiusos, en cualquier brote inexplicado asociado a la asistencia sanitaria” subrayó el especialista David Eyre.

También se ha encontrado que no sólo pueden ser los termómetros, también puede presentarse en el entorno hospitalario: catéteres, mostradores y superficies en general.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: