Tinta de recibos pueden dañar nuestra salud

Investigaciones revelan que recibos de cajas registradoras de restaurantes, supermercados y farmacias, contienen altos niveles del químico BPA.

27/07/2010 8:35
AA

Durante años se luchó para eliminar el Bisphenol A o BPA en la elaboración de biberones, pues este químico imita al estrógeno, la hormona, o sea puede duplicar, bloquear o exagerar respuestas hormonales.

En estudios con animales de laboratorios, se ha encontrado que altera los órganos reproductivos y sus funciones, otras investigaciones advierten que incrementa los riesgos de ciertos tipos de cáncer, disminuye la fertilidad y podría contribuir a la hiperactividad.

Nuevas investigaciones han revelado que en los recibos que se expiden las cajas registradoras de restaurantes, supermercados, farmacias y almacenes, contienen altos niveles de BPA.

Un estudio  Environmental Workin Group reveló que el papel de los recibos de este tipo de máquinas tiene una capa térmica de BPA, que reacciona con la tinta para la impresión de tus pagos.

Según esta investigación, el 40% de los recibos que se expiden en Estados Unidos contienen el compuesto químico del plástico bisfenol A (BPA), incluyendo aquellos que emiten en las cajas de negocios como McDonalds, CVS, KFC, Whole Foods, Wal-Mart y Safeway, entre otros.

Estudios previos han relacionado la exposición al BPA con el cáncer, afecciones en las funciones inmunológicas, pubertad precoz, obesidad, diabetes, hiperactividad y otros problemas de salud.

“Los consumidores están expuestos al BPA en los puntos de venta una vez que tienen el recibo en sus manos”, según explicó la científica Anila Jacob a AOL News.

Estos recibos se acumulan en los monederos, carteras y bolsas en las que se entregan las mercancías, por lo que están en contacto con los alimentos y otros objetos. Cuando se manipulan, los pueden fácilmente contaminarse con las partículas que se desprenden de la capa térmica del papel, lo que puede resultar en exposición dérmica u oral, según explico la Dra. Jacob.

El EWG, una organización sin fines de lucro, está realizando estudios adicionales para determinar si es que el BPA presente en los recibos entra a nuestro cuerpo y a qué nivel podemos contaminarnos. Previo a este reporte, un equipo de científicos suizos apuntaron que el BPA de los recibos puede “penetrar la piel a un nivel en el que ya no puede lavarse”.

Dicho estudio deja abierta la duda ante la posibilidad de que el químico pueda infiltrarse en la piel hasta alcanzar capas que lo conduzcan directamente hacia el flujo sanguíneo, según el EWG.

A pesar de lo alarmante que esta noticia podría resultar, existe una manera de solucionarlo. Según el reporte del EWG, sus científicos no detectaron rastros o grandes cantidades de BPA en los recibos de tiendas como Target, Starbucks y algunos cajeros ATM.

“Ya que el 60% de los recibos a los que el EWG analizó no contienen BPA, sabemos que existe la posibilidad de que los negocios empleen papel que no contenga este químico”, señaló Jacob.

Para los consumidores, el remedio inmediato para evitar este riesgo sería lavar las manos –con gel o toallitas húmedas con antibacterial- prontamente después de manipular un recibo –según pruebas del EWG, esto funciona, pues el BPA puede ser removido de los propios recibos si estos se limpian. ¿Pero imaginan el peligro que corren los cajeros que trabajan en este tipo de negocios? Sería ridículo pedirles que laven sus manos tras cada operación realizada…

(Con información de TuVoz)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: