¡Todos a comer legumbres!

La FAO dedicará el siguiente año a las legumbres porque son benéficas para la salud y sustento de personas, especialmente en países de desarrollo.

10/11/2015 7:58
AA

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anunció que el 2016, será el Año Internacional de las Legumbres ya que son consideradas una fuente de alimento barata, deliciosa y muy nutritiva que tiene proteínas vitales y micronutrientes benéficos para la salud y el sustento de las personas, especialmente en países de desarrollo.

“Las legumbres son cultivos alimentarios importantes para la seguridad alimentaria de buena parte de la población, sobre todo en América Latina, África y Asia, donde las legumbres forman parte de las dietas tradicionales y a menudo son cultivadas por pequeños campesinos”, señaló el director general de la FAO, José Graziano da Silva.
 
“Han sido parte esencial de la alimentación humana desde hace siglos – añadió -, y sin embargo, su valor nutricional en general no es reconocido y con frecuencia resultan infravaloradas”.
 
“Las legumbres pueden contribuir a abordar las cuestiones del hambre, la seguridad alimentaria, la malnutrición, los desafíos medioambientales y la salud humana”, aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un comunicado leído en su nombre durante la ceremonia de presentación en la sede de la FAO en Roma.
 
Bajo el lema “semillas nutritivas para un futuro sostenible”, la Asamblea General de la ONU declaró al 2016 como Año Internacional de los las Legumbres, para crear conciencia de sus muchos beneficios, promover su producción y comercio, y fomentar usos nuevos y más inteligentes en toda la cadena alimentaria.
 
En un gesto simbólico tras su intervención, Graziano da Silva plantó semillas de habas en una maceta con tierra, declarando inaugurado el Año Internacional.
 
Según la FAO, las legumbres forman parte de la cultura alimentaria y de la dieta básica en buena parte de las regiones del mundo y son un ingrediente clave en muchos platos nacionales y regionales tradicionales, como el falafel, el dahl y los frijoles cocidos.
 
Dijo que esos alimentos son una alternativa asequible a las proteínas de origen animal – con un costo más elevado – y por tanto ideales para mejorar la dieta en las zonas más pobres del mundo.
 
La proteína procedente de la leche, por ejemplo, resulta cinco veces más cara que la que obtenida de las legumbres.
 
Debido a que las legumbres alcanzan precios que son el doble o triple que los de los cereales, tienen gran potencial para sacar a los agricultores de la pobreza rural, y su procesamiento abre oportunidades económicas adicionales, especialmente para las mujeres, señaló.
 
Graziano da Silva dijo que las legumbres no sólo benefician a la salud humana: también mejoran la del ganado y promueven suelos sanos y la biodiversidad.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: