Tomar baños de sol ayuda a bajar de peso

Se demostró que evita que el cuerpo acumule grasas malas

01/01/2018 1:13
AA
tomar el sol

Tomar el sol no solo aporta vitamina D, sino que evita que acumulemos grasas

¿Te has dado cuenta que en invierno es mucho más complicado bajar de peso a pesar de que te esfuerces mucho? Pues un estudio confirma que esto no es producto de tu imaginación, en realidad, no poder tomar el sol en invierno provoca un aumento de peso.

Aunque suene increíble, investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá, descubrieron que los baños de sol son un excelente aliado para bajar de peso de forma natural.

>>Te puede interesar: La clave para eliminar grasa abdominal después de los 40 

Tomar el sol para bajar de peso

Peter Light, miembro del Instituto de Diabetes de Alberta y líder del estudio, examinó junto a su equipo, los efectos de la luz solar sobre las células de grasa subcutánea o las células de grasa blanca que todos tenemos debajo de la piel.

Los resultados del análisis, fueron publicados en la revista Scientific Reports y demostraron que tomar el sol modifica los niveles de grasa, pero ¿por qué?

El tejido adiposo blanco subcutáneo, es el mayor depósito de grasa en los seres humanos y es pieza clave para regular el metabolismo de todo el cuerpo.

Este tipo de grasa, conforma el 21% del peso total de los hombres y el 25% del peso de las mujeres.

Comúnmente, esta grasa blanca es conocida como la grasa mala, debido a que es la responsable de que se almacenen calorías y se desarrollen problemas cardiometabólicos como obesidad, diabetes o enfermedades del corazón.

¿Por qué el sol ayuda a perder peso? 

Al tratar de manipular genéticamente las células de este tipo de grasa para producir insulina cuando se exponen a la luz, accidentalmente los investigadores descubrieron que estas células se reducen bajo el efecto de la llamada luz azul del sol, que es la que aumenta la atención y el estado de ánimo.

Para confirmarlo, los científicos tomaron muestras de las células de grasa blanca en pacientes que se sometieron a cirugía para perder peso.

Analizaron el efecto de la luz azul del sol sobre sus células de grasa y encontraron que cuando el sol entra en contacto con nuestra piel, se disminuye el tamaño de las gotas de lípido y se liberan de la célula.

“En otras palabras, nuestras células no almacenan tanta grasa”, afirma Light.

Esto significa que durante el invierno, cuando hay menos luz solar, hay más almacenamiento de grasa y por ende, un aumento de peso.

Los estudios y tratamientos contra la obesidad podrían beneficiarse de los resultados de este estudio, sin embargo, los investigadores advierten que no hay muchas variables aun que aseguren tomar el sol para bajar de peso, como la intensidad y duración necesaria para que se active el efecto contra la grasa.

¿Qué te parece?

>>Te puede interesar: 5 secretos de los nutriólogos para perder peso 

(Con información de Muy interesante)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: