Trabajadores de la construcción los más accidentados

Muñecas, manos, tobillos, abdomen, región lumbosacra, la cabeza y el cuello son las partes más lesionadas según estadísticas del IMSS.

28/04/2010 10:02
AA

Acorde a las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social, más de 40 por ciento del ausentismo laboral se debe a accidentes de trabajo, principalmente por exceso de confianza, falta de pericia y precaución; tal situación se traduce en consecuencias fatales para los trabajadores, pues de cada ocho accidentados sólo dos se reintegran a la vida productiva sin lesiones o secuelas.

De acuerdo al Servicio de Facturas Expuestas y Polifracturas del Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas del IMSS, también ocho de cada 10 accidentes de trabajo tienen como resultado lesiones músculo-esqueléticas. Al señalar que esos accidentes en su mayoría se presentan en industrias, oficinas e inclusive el hogar, destacó que las lesiones músculo-esqueléticas afectan músculos, ligamentos, tendones, huesos y articulaciones.

Se refiere que dichas afecciones dejan secuelas que, en el mejor de los casos, se traducirán en dolor y espasmos que subsistirán hasta la vejez. Comentó que los hombres de entre 20 y 40 años son los que más expuestos están a sufrir lesiones de este tipo y destacó que la mano es la parte más lesionada, de igual forma los dedos, muñecas y codos.

Sobre el particular, las estadísticas del instituto apuntan que 8 de cada 10 accidentes de trabajo tienen como resultado lesiones músculo-esqueléticas; en su mayoría, se presentan en industrias, oficinas e inclusive el hogar.

Confianza y falta de pericia

En la actualidad, la falta de precaución y el exceso de confianza en los trabajadores son las principales causas de este tipo de lesiones, lo que se traduce en consecuencias fatales para los afectados, pues de cada ocho sólo dos se reintegran a la vida productiva sin lesiones o secuelas.

Se consideran lesiones músculo-esqueléticas aquellas que afectan músculos, ligamentos, tendones, huesos y articulaciones. En el Hospital de Magdalena de las Salinas, las lesiones por accidentes de trabajo ocupan la tercera causa de atención; en primer lugar se ubican los accidentes en vía pública y en segundo, los ocurridos en el hogar.

Las causas que provocan las lesiones músculos-esqueléticos se canalizan en dos tipos: biomecánicas y psicosociales. Las primeras se refieren a las lesiones causadas por una sobrecarga del sistema músculo esquelético, como es la repetitividad, exceso de fuerza o mala postura. Las segundas hacen mención al estrés, presión laboral, malas relaciones sociales o trabajo monótono; estos factores provocan distracciones o descuidos que ponen en riesgo la integridad de los trabajadores.

Los estudios del instituto apuntan que las lesiones músculo-esqueléticos suceden, en mayor medida, en las industrias por el manejo de maquinaria pesada o de uso rudo; no obstante, este tipo de accidentes también ocurre en tortillerías, carnicerías y prácticamente en todos lados; el hogar no está exento.

Trabajadores de la construcción los más accidentados

A nivel nacional la actividad económica con mayor número de accidentes  y enfermedades de trabajo es la construcción de obra de infraestructura y edificaciones en obra pública con un porcentaje promedio de muertes en los últimos cuatro años de 5.9 por ciento, respecto al total de trabajadores bajo riesgo de trabajo, también se señala a la industria de transformación, el transporte terrestre, construcción, reconstrucción y ensamble de equipo de transporte y sus partes como actividades de alto riesgo.

La enfermedad más frecuente  resultado del desempeño de alguna actividad, es el trastorno del oído y sordera traumática, le siguen las afecciones respiratorias crónicas -originadas por la emanación de vapores de origen químico-, neumoconiosis debido a polvo de sílice o silicatos, dermatitis, bronquitis crónica, dorsalgia, esta ocasionada por cambios de postura.

En los accidentes de trabajo de acuerdo con la información del IMSS, las partes del cuerpo más lesionadas son las muñecas, manos, tobillos, abdomen, región lumbosacra, la cabeza y el cuello. Asimismo se señala como las cinco principales causas de los accidentes, la falla al asegurar o prevenir la actividad, falta de atención en la base de sustentación, falla o acto inseguro de terceros, adoptar posiciones o actitudes peligrosas y uso inapropiado de las manos u otras partes del cuerpo.

Dentro de los riesgos de trabajo el IMSS, los divide como accidentes de trabajo – aquellos que ocurren en horas y en el desempeño de trabajo; accidentes de trayecto – los producidos en el traslados al centro de trabajo; y enfermedades de trabajo – patologías que se desencadenan por una acción específica de la actividad o por el ambiente donde se desempeña el trabajo.

Seguro contra riesgos de trabajo

El seguro de Riesgos de Trabajo protege al trabajador contra los accidentes y enfermedades a los que está expuesto en ejercicio o con motivo del trabajo; brindándole tanto la atención médica necesaria, como protección mediante el pago de una pensión, mientras esté inhabilitado para el trabajo, o a sus beneficiarios en caso de fallecimiento del asegurado.

Queda amparado por este seguro:

a) El trabajador asegurado.

b) Sí un accidente por riesgo de trabajo, trae como consecuencia la muerte del trabajador asegurado, sus beneficiarios tendrán derecho a una pensión, ayudas asistenciales y demás prestaciones económicas previstas en la Ley. Los beneficiarios del trabajador son: la viuda o concubina, viudo o concubinario, siempre y cuando no contraigan nuevas nupcias o entre en un nuevo concubinato.

c) Cada uno de los huérfanos menores de 16 años o hasta los 25, si se encuentran estudiando en planteles del sistema educativo nacional, tomando en consideración las condiciones económicas, familiares y personales del beneficiario y siempre que no sea sujeto del régimen obligatorio.

d) Cada uno de los huérfanos totalmente incapacitados.

e) A falta de viuda o viudo, huérfanos, concubina o concubinario, se considerarán beneficiarios del trabajador, cada uno de los familiares ascendientes que dependían económicamente del trabajador fallecido.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: