Traje especial protegió salud de Baumgartner

El deportista extremo Felix Baumgartner rompió la velocidad del sonido en caída libre, rompiendo récords pero poniendo en riesgo su salud.

15/10/2012 3:31
AA

Parte importante en el salto que el australiano Felix Baumgartner realizó desde un globo que flotaba en la estratósfera, fue el traje que, prácticamente, se convirtió en la coraza de ese misil humano que cayó a tierra a la velocidad del sonido.

El traje espacial de Baumgartner está diseñado para proteger al usuario de temperaturas por encima de los 30 grados centígrados, y por dentro se experimenta una altura similar a la que se vive en la atmósfera.

Otra ventaja de protección que proporciona el traje es que no permite la gasificación de los líquidos del cuerpo humano, los cuales podrían expandirse peligrosamente sin la presión atmosférica que proporciona el traje alrededor del cuerpo del astronauta cuando alcanza los 19 mil metros de altura.

Dos elementos importantes del descenso de Felix Baumgartner son la postura del cuerpo y la orientación al momento de caer, situación que se facilita gracias al traje, el cual es similar al de los pilotos de reconocimiento, es por ello que el nuevo traje tiene modificaciones que permiten más movimientos que el diseño convencionales, y cuenta con una serie de espejos que aumentan los ángulos de visión.

El traje también cuenta con un sistema de ventilación que permite generar aire caliente o frío, de acuerdo a la temperatura del exterior. El aire caliente es importante para el ascenso, cuando baja la temperatura, y el aire frío también porque, al momento del descenso, es posible que el vaho afecte la visión del misil humano.

Por medio de un insuflador interno, el traje puede proporcionar oxígeno al piloto de dos formas distintas: por medio de un tanque de oxígeno líquido que se encuentra dentro de la cápsula de salto, o bien por medio de las dos bombas internas durante el tiempo que dura el salto.

Detalle importante es que el australiano podrá beber agua con un simple gesto de sus labios y que el traje cuenta con un sistema de medición de los signos vitales de Baumgartner.

Todo ello para que Felix Baumgartner consiguiera cuatro récords mundiales:

  • El vuelo en globo tripulado más alto (36.576 metros)
  • El salto desde mayor altitud (36 mil metros)
  • Ser la primera persona en romper la barrera del sonido en caída libre mil 110 Kilómetros por hora)
  • Efectuar la caída de mayor duración (5 minutos 35 segundos)

Los riesgos a los que Baumgartner se enfrentó durante su caída y solventó gracias a su entrenamiento y las ventajas de su traje fueron delicados:

  • Temperaturas muy por debajo del punto de congelación del agua
  • Escasez de oxígeno
  • Tendencia a rotar de forma descontrolada
  • Una presión atmosférica tan baja que haría “hervir” la sangre del piloto con burbujas de vapor

Para cuidar la integridad del deportista extremo, hubo tres equipos médicos cuidándolo durante todas las fases del salto, uno de ellos apostado en un helicóptero.

De acuerdo con especialistas de la Federación Aeronáutica Internacional, este salto ayudará a abrir las puertas a toda una nueva serie de procedimientos y protocolos de emergencia que hoy no existen. (Con información de ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: