Tras conmoción, se debe consultar al médico

Los deportistas que sufran una conmoción deben dejar la cancha de juego hasta que un especialista compruebe que no hay más síntomas.

21/03/2013 4:42
AA

Cuando se sospeche que un deportista presenta una conmoción cerebral, deberá dejar de jugar y quedar como reserva, hasta que un médico garantice que se encuentra bien y que no quedan síntomas, así lo indican los nuevos lineamientos.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Neurología, con esta medida se busca mantener a los deportistas jóvenes tan seguros como sea posible, porque “bajo las directrices anteriores, intentábamos calificar las conmociones en el momento de la lesión y predecir el tiempo de recuperación, pero ahora sabemos que ante la duda es mejor sacar al jugador del campo”, comentó el coautor de la directriz, el Dr. Christopher Giza, profesor asociado de neurología y neurocirugía pediátricas de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles, y del Hospital Pediátrico Mattel.

“El punto es que no hay ninguna prueba individual que realmente sea una prueba de tornasol para la conmoción cerebral”, señaló. “Ahora sabemos que necesitamos asegurarnos de que un jugador haya tenido una evaluación completa y adecuada, que incluya una comprobación de los síntomas, una evaluación estandarizada y pruebas de equilibrio y cognitivas, antes de volver a jugar. Esa evaluación tiene que hacerse según cada caso, de forma que cada persona pase por un proceso individualizado de recuperación”.

Las nuevas directrices fueron publicadas en la edición de marzo de la revista Neurology, y según la academia, más de un millón de deportistas profesionales y aficionados de Estados Unidos sufren conmociones cada año, razón por la que se realizaron más investigaciones sobre las conmociones y sus efectos.

Una de las conclusiones es que experimentar una conmoción aumenta el riesgo de experimentar una segunda conmoción, quizás más debilitadora. Se halló que el mayor riesgo estaba en los diez días tras la lesión inicial.

“Uno de los grandes problemas es que tenemos una cultura en que muchos deportes aún animan a los jóvenes a jugar con el dolor, incluso el dolor de cabeza”, señaló la Dra. Gail Rosseau, profesora clínica asistente del departamento de neurocirugía del Sistema de Salud de la Universidad de Northshore, en Chicago.

“Pero una de las cosas más importantes que sabemos es que si alguien sufre de una conmoción, hasta que no se recupere del todo es más propenso a sufrir una segunda conmoción”, señaló Rosseau. “Las historias que escuchamos son terroríficas para todo padre y todo entrenador, sobre el niño que sufre una conmoción y vuelve a jugar demasiado pronto, y sufre una segunda conmoción con consecuencias devastadoras”.

“Cuando los deportistas vuelven a jugar con una conmoción, es porque no saben que han sufrido una o porque alguien la reconoció pero no hizo nada al respecto”, apuntó Giza, y agregó que por ello hay que educar a los entrenadores, para que se evite que el deportista vuelva al as canchas.

Para detectar oportunamente una conmoción los expertos recomiendan estar atentos ante:

  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad a la luz y al sonido
  • Falta de equilibrio
  • Falta de coordinación
  • Tiempo de reacción lenta
  • Problemas con el habla, el sueño o la memoria
  • Pérdida de la concienciaen casos más graves

En caso de detectar estos síntomas, el paciente debe llevar un tratamiento a la par según los médicos dictaminen de acuerdo con sus antecedentes y su edad, y los expertos recordaron que los jóvenes son quienes necesitan más tiempo para recuperarse.

Los deportes más peligrosos

Entre los deportes de equipo, el fútbol americano (para el cual se exhorta al uso de cascos que ajusten bien) se consideró como la actividad más arriesgada, junto con el rugby. Luego están el hockey y el fútbol, y entre las chicas el mayor riesgo fue en el fútbol y el básquetbol.

“La actividad que causa la mayor cantidad de lesiones en la cabeza no es el fútbol americano”, comentó. “Tampoco es el hockey. Es montar bicicleta. En términos de las cifras puras, el mayor grupo de conmociones que llega a la sala de emergencias es el de los ciclistas. Nadie propone que no se monte en bicicleta. Tenemos que debatir el modo de hacer que todos los deportes sean más seguros, y eso incluye los deportes individuales”. (Medline)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: